21-11-2011 | 05:00

Ciudad del Conocimiento

    A cuentagotas, poco a poco, como quien dice algo pero se reserva mucho, los imbabureños han comenzado a enterarse de que la provincia, pero más, un cantón, Urcuquí, fueron seleccionados para ser sedes de YACHAY, la Ciudad del Conocimiento, en el Ecuador.

De lo que cuenta el Internet, en el mundo existen 23 ciudades de este tipo. En Latinoamérica tres, dos de ellas en Brasil y una en México. Yachay, en Urcuquí, será la cuarta, pero de lo que se conoce, será un proyecto ambicioso, que incluye la construcción de una nueva ciudad, totalmente planificada, orientada exclusivamente a la investigación y a la ciencia, asentada en las antiguas haciendas de esa rica zona agrícola y ganadera.De hacerse realidad, Imbabura ganará en múltiples aspectos. Aunque no lo quieran ni deseen, el nombre de la provincia estará indisolublemente unido al de la nueva ciudad. Y esto significa una importante promoción que debería comenzar a ser utilizada a favor del turismo. Pero no solo aquello. Surgirá, además, un progresivo número de plazas de trabajo, primero en la etapa de construcción del complejo, pero luego, en el de los servicios. La implantación de la nueva ciudad significará una trascendental inyección de recursos, como Imbabura no los ha recibido en decenas de años. Estos factores y muchos otros obligan, deben obligar a nuestras autoridades, locales y provinciales a despertarse y a trabajar en función de…  es decir de las enormes y potenciales ventajas que el proyecto Ciudad del Conocimiento traerá a la zona. No trabajar ya, desde ahora, informándose, y analizando el proyecto, capacitando a la población para responder a las exigencias sustantivas de la nueva ciudad,  será, como quien dice, perder el tren. El de la oportunidad, ese que se presenta, para proyectar, el deseado desarrollo de Ibarra, Urcuquí e Imbabura. 

 Jacinto Salas Morales

salasjacinto@yahoo.com