05-12-2018 | 09:22
(O)

Asesinato recuerda una tarea pendiente

“...es un recordatorio doloroso y fatídico del inmenso problema de la violencia”

    El asesinato de un periodista dado a conocer en el primer día del mandato del nuevo presidente de México, Manuel López Obrador, es “un recordatorio doloroso y fatídico del inmenso problema de la violencia y la impunidad que queda por resolver en esa nación”, afirmó la presidenta de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), María Elvira Domínguez. Domínguez, directora del diario El País de Cali, Colombia, se refirió así a la muerte de Alejandro Márquez Jiménez, cuyo cuerpo sin vida fue hallado el 1 de diciembre en Tepic, capital del estado mexicano de Nayarit, en la costa del Océano Pacífico.

    Su cuerpo, que presentaba el impacto de balas, fue identificado por sus familiares el domingo 2 de diciembre.

    Había desparecido el viernes a bordo de su motocicleta. “La SIP reitera su demanda de justicia a las autoridades estatales y federales en este caso que se suma a más de 45 crímenes contra periodistas cometidos durante el sexenio del anterior presidente de México, Enrique Peña Nieto”, expresó Domínguez. El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Roberto Rock, y director del portal digital La Silla Rota de Ciudad de México, agregó que “la muerte para los periodistas mexicanos, especialmente en el interior del país, ha sido una constante durante las últimas décadas y queda por ver si el cambio pregonado por el presidente López Obrador puede poner fin a esta peste para la democracia”.

    VINCULADO A

    MÁS INFORMACIÓN