11-10-2018 | 00:00

A la espera de respuestas claras

    La protesta de un grupo de estudiantes y exestudiantes de la unidad educativa Teodoro Gómez de la Torre desnudó ciertas falencias que se deben resolver y denuncias que se deben investigar. Una infraestructura que fue renovada, al parecer, superficialmente, pues existen techos con goteras, una piscina que está 13 meses sin funcionar por falta de recursos para su mantenimiento, falta de aulas debido a la cantidad exagerada de estudiantes son solo algunas de las observaciones realizadas por autoridades y padres de familia del plantel. Denuncias puestas sobre la mesa como la partida para el rector titular que en 2014 aparentemente fue “desviada” a otra institución

    para beneficiar a simpatizantes del régimen anterior, escaso control de la presencia de docentes, son cuestiones que no se deben pasar por alto y que merecen ser investigadas para descubrir la verdad sobre lo que sucede en el emblemático plantel.

    VINCULADO A

    MÁS INFORMACIÓN