13-07-2019 | 00:00

Editorial

    Desde la iniciativa de visionarios políticos de la región como don Luis Mejía Montesdeoca y Hugo Ruiz Enríquez, prefectos de Imbabura y Carchi, han transcurrido 35 años. El otrora Consorcio de Consejos Provinciales y Municipios del norte del país, hoy denominado “Consorcio de Gobiernos Autónomos Descentralizados municipales y provinciales del norte del país” ha caminado con pocos recursos, pero con muchos esfuerzos. El organismo se ha fortalecido en la unidad para emprender en acciones que alimentan las ansias de desarrollo de las entidades seccionales que en sus inicios no eran mirados desde el Estado centralista. Se daba atención a las provincias grandes y las diferencias políticas pesaban mucho. El CON-NOR nació como un reclamo al trabajo de las llamadas Unidades Ejecutoras que iban en contravía de los organismos seccionales pequeños. Ahora se emprende en nuevas metas y en nuevos retos.