Editorial

Emilia tenía nueve años cuando la mataron. Con la muerte de la pequeña se desnudó, además, la complicidad de personas dedicadas a la pornografía infantil. 11 meses después de este atroz hecho, el Tribunal de Garantías Penales de Loja dictó la sentencia en contra de Manuel Ambuludi y Tania Ramón como coautores de femicidio. El otro hombre apodado el ‘chino’, que confesó el crimen, murió días después del asesinato, justamente con él, Emilia caminaba tranquila por el centro de Loja, antes del terrible hallazgo. La sentencia para los implicados fue de 34 años y ocho meses de prisión. La Fiscalía anticipó que apelará al fallo ya que sostiene que la pena debería ser de 40 años por la concurrencia de delitos como pornografía infantil, trata de personas y violación. Que nunca más se irrespeten los derechos de los niños. Que nunca más manos criminales acaben con los sueños y la inocencia de los más vulnerables.