Editorial

Estos últimos días han sido de intenso calor. El sol ha causado preocupación, principalmente en los padres de familia por los efectos que pueden tener sus hijos menores de edad, si no existen las medidas de protección adecuadas. La zona andina de Ecuador presenta índices de radiación ultravioleta (UV) “extremadamente altos”, según un informe emitido por el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (INAMHI). Se detalló que el rango en esa región está entre 9 y 13, y recordó que el nivel extremadamente alto se calcula entre 11 y 15. Esa situación preocupante ha sido motivo también para que el Instituto meteorológico recomiende a la población permanecer en la sombra. Por obvias razones, también la población debe protegerse de los rayos solares con ropa de manga larga, así como el uso de crema protectora, sombrero y gafas con protección UV. La situación no es para tomarlo a la ligera. Hay que protegerse.