Ecuador vuelve al confinamiento focalizado en 16 provincias y en fin de semana

Dieciséis provincias de Ecuador regresan este viernes, desde las 20:00 al confinamiento, por ahora los fines de semana y durante un mes, por el aumento de casos de covid-19, la merma en la capacidad hospitalaria y la proliferación de encuentros no autorizados.

Después de más de diez meses del fin de la primera gran cuarentena al inicio de la pandemia, las autoridades ecuatorianas se han visto obligadas a adoptar nuevamente medidas restrictivas, sin bien focalizadas, para responder al implacable aumento de casos originados por la virulencia de variantes más contagiosas y la saturación en las ucis de las principales ciudades.

Ecuador sumó en las últimas 24 horas 5.913 nuevos contagios de la covid-19 y acumula 371.306 desde que se tienen registros.

De acuerdo al Ministerio de Salud Pública, las dos ciudades más importantes son las más castigadas: 120.152 casos en Quito, 2.466 en el último día, y 32.256 en Guayaquil, 401 adicionales.

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, decretó el miércoles un estado de excepción por “calamidad pública” en 16 de las 24 provincias del país, tras la solicitud en ese sentido del Comité de Operaciones de Emergencia (COE), al objeto de dar un respiro a los hospitales y tratar de rebajar la necesidad de ingresos.

La declaratoria incluye un toque de queda a partir de las 20:00 del viernes y hasta las 05:00 del próximo lunes en las provincias de Azuay, Imbabura, Loja, Manabí, Santo Domingo de los Tsáchilas, Guayas, Pichincha, Los Ríos, Esmeraldas, Santa Elena, Tungurahua, Carchi, Cotopaxi, Zamora, Chinchipe y El Oro.

El ministro de Gobierno, Gabriel Martínez, aclaró hoy a la ciudadanía que la restricción incluirá el feriado del 1 de Mayo, “que empieza el viernes 30 de abril hasta el 3 de mayo”.

La Cartera de Trabajo, por su parte, recordó a los trabajadores del sector público y privado su deber de cumplir con la aplicación del teletrabajo, conforme a las disposiciones del COE, en tanto que la Policía de Ecuador advirtió que continuará los operativos para impedir reuniones que generen aglomeración.

AGLOMERACIONES Y DUDAS

Pero pese a la insistencia de las autoridades, en los últimos dos días las aglomeraciones en mercados y centros comerciales eran patentes, provocando desabastecimiento de algunos productos.

Así lo han reflejado numerosos usuarios que subieron imágenes a redes sociales en las que se podían apreciar estanterías vacías en los establecimientos y largas colas en los supermercados debido, en parte, a limitaciones de aforo más estrictas.

“Desde el jueves está muy complicado, hay largas filas, no hay abastecimiento de muchas cosas como carne, pollo, y las grandes superficies están abarrotadas”, explicó a Efe Carla Castro, propietaria de una tienda de barrio en el norte de Quito.

Los propietarios del pequeño comercio de productos alimenticios se quejan de que las reglas no están claras y que apenas han tenido 48 hora para prepararse para un nuevo confinamiento, en el que en teoría, pueden atender a domicilio.

“Aparentemente se va a poder atender solo con servicios a domicilio, lo que nos complica porque son decisiones de último momento y toca buscar alguna línea para poder llegar a los clientes”, indica Castro, quien no oculta su temor de que muchos productos perecederos terminen en la basura.

En el mismo sentido se expresó Ángel Noroña, al explicar cómo el confinamiento afectará a su negocio.

“Prácticamente no vendemos y tenemos que cumplir con nuestras obligaciones que son empleados y arriendo”, se quejó.

Alrededor de los centros comerciales de la capital ecuatoriana el tráfico era inusual, así como también una larga cola de cientos de metros en torno al principal punto de vacunación anticovid-19 de la ciudad, ubicado en el Centro de Exposiciones Quito.

Las autoridades han garantizado que no se interrumpirá el proceso de vacunación durante el estado de excepción.

NUEVO CONFINAMIENTO

Ecuador vivió entre el 16 de marzo y principios de junio del año pasado un riguroso confinamiento de casi 80 días, que fue levantado para aliviar la difícil situación económica que atravesaba el país con el 70% del aparato productivo paralizado.

A principios de mes, el presidente Moreno declaró otro estado de excepción con toque de queda en ocho provincias del país por un mes, que fue limitado por la Corte Constitucional, que sin embargo, en esta ocasión ha permitido la implementación del último decreto.

El primer estado de excepción por la pandemia en 2020, fue prorrogado en varias ocasiones hasta que en septiembre pasado la Corte desestimó su extensión, y también consideró inconstitucional otra medida similar decretada en diciembre pasado para restringir las aglomeraciones durante el período navideño.