Ecuador se suma a objetivos del Decenio Internacional de los Afrodescendientes

afroGUAYAQUIL. “Tengo un sueño, un solo sueño, seguir soñando. Soñar con la libertad, soñar con la justicia, soñar con la igualdad y ojalá ya no tuviera necesidad de soñarlas…” así se expresó Martin Luther King en su discurso en 1963 en EE.UU.
Su mensaje fue contra la discriminación racial, contra la segregación a los de color de piel más oscuro, al negro, al descendiente de los esclavizados que fueron robados de África.


Luego de cinco años de su mensaje, Luther King, Premio Nobel de la Paz, fue asesinado.  
La década de los 50 y 60 marcó el inicio de procesos de antisegregación racial en el mundo.
La Organización de Naciones Unidas, ONU, impulsó el Primer Decenio de la lucha contra el racismo y la discriminación racial desde 1973 hasta 1982, con resultados casi invisibles y poco alentadores.
En 2015 la ONU,  declara el Decenio Internacional de los Afrodescendientes, que concluirá en 2024, en el que la lucha contra el racismo continúa como prioridad y al que se suman palabras claves como Reconocimiento, Desarrollo y Justicia.
Ecuador  se sumó el martes 16 de febrero de 2016 a la declaración de la ONU con la firma de un Decreto Ejecutivo por parte del presidente Rafael Correa, en Guayaquil.   
José Chalá, secretario de la Corporación de Desarrollo Afroecuatoriano, Codae, dice que el Decreto Ejecutivo es una oportunidad que constituye redefinir la reconstrucción del país, desde  la visión de política pública para acortar las inequidades sociales.
El decreto establece como política nacional el reconocimiento del pueblo afrodescendiente, que representa el 7,2 % de la población ecuatoriana.
La orden presidencial se alinea con los objetivos del decenio en el sentido de promover el respeto, la protección y el cumplimiento de todos los derechos humanos.
La declaración de la ONU establece que los Estados deberían adoptar medidas destinadas a garantizar la participación activa, libre y significativa de todas las personas.

El siglo XXI inicia un cambio positivo para el pueblo afroecuatoriano, con el impulso del cuerpo legal a su favor y con actividades como la campaña de autoidentificación como afrodescendientes, con un hecho que generó el orgullo del pueblo.
En el censo de 2001, en Ecuador se reconocieron como afrodescendientes 604 mil habitantes, con la campaña  de 2010 lo hicieron 1 millón 41 mil 559 personas, lo que representó el 7,2 %. cuadro


En América, 200 millones de personas se identifican a sí mismos como descendientes de africanos  en  América.
Que Ecuador se una a la celebración del Decenio Afro se suma a logros como el Decreto 60 con el que, entre otros temas, se establece la prioridad de un plan para eliminar la discriminación, la   exclusión étnica y cultural. afiche

John Antón, antropólogo del Instituto de Altos Estudios Nacionales, IAEN, sostiene que el Decenio Internacional de los Afrodescendientes “es un espacio de continuidad histórica de la lucha global de nuestro movimiento social por solucionar las problemáticas específicas de la afrodescendencia y la Africanía. Nuestra propuesta: La lucha por las reparaciones, como medida compensatoria para alcanzar el desarrollo”.
 Destaca que fueron los esclavos quienes sembraron la semilla de la libertad, la independencia y la autonomía, considerados los valores fundamentales de los derechos humanos y la democracia.
Sin embargo, Antón afirma que cuando se analiza el panorama del desarrollo en las Américas, con sorpresa se evidencia que la región pese a estar alcanzando niveles económicos  y de crecimiento, aún continúa siendo la más desigual e inequitativa del mundo, y mucho más frente a los indígenas y afrodescendientes.
Las reparaciones históricas se comprenden como verdad, justicia y desarrollo. Verdad frente a la necesidad de reconocer el papel de la afrodescendencia a la humanidad, el impacto de la esclavización, del colonialismo y del racismo estructural. Justicia, en cuanto la negación de la condición humana al afrodescendiente.
Desarrollo, con el objetivo de la reparación para garantizar de una vez por todas la los derechos humanos de los descendientes de esclavos. Y con la seguridad que en 2024, cuando finalice el Decenio,  se pueda hablar de una sociedad más justa, equitativa, menos racista y que el sueño de Luther King pueda ser una realidad, que no quede declarada solamente en el papel…


Cinco personajes que lucharon por la igualdad

Rosa Parks: rosa

“La única cansada era yo, cansada de ceder” (El día que se negó a ceder el asiento a un blanco). La afroamericana dijo aquella frase el 1 de diciembre de 1955 en Estados Unidos cuando se negó a ceder su asiento a un hombre blanco en un bus y fue detenida por esta causa.  
En ese entonces, los buses estaban señalizados con una línea: los blancos adelante y los negros detrás.
 Rosa Parks falleció en 2005, a los 92 años. Toda su vida luchó  por los derechos civiles de los afroamericanos. En 1999, recibió la Medalla de Oro del Congreso de los EEUU.

 

Malcolm X:xxx

“Si no estás preparado para morir por ella, saca la palabra libertad de tu vocabulario”. Malcolm Little, activista musulmán, carismático, que defendía con vehemencia los derechos de su raza. Cambió su apellido por la «X», que simbolizaba el apellido africano original que los negros americanos habían perdido.
 Fue asesinado el 21 de febrero de 1965 en New York. Su crimen no se esclareció.
 Reconocido por su poder de oratoria, sus simpatizantes apreciaban su capacidad para señalar efusivamente las desventajas de los negros y culpar a los blancos.

 

Martin Luther Kingmartin

“Sueño que mis cuatro hijos vivirán en un país en el cual no serán juzgados por el color de su piel…”. Su frase la dijo en su discurso del 28 de agosto de 1963, titulado “Yo Tengo un sueño…” ante 250 000 manifestantes en Washington. Premio Nobel de la Paz.
 Defensor de los derechos civiles. La larga lucha de los afroamericanos por alcanzar la plenitud de derechos. El 4 de abril de 1968 fue asesinado por un segregacionista blanco en el balcón del Lorraine Motel en Memphis (Tennessee). Su vida y su muerte marcaron el inicio de un cambio  en Estados Unidos, pero aún queda mucho por recorrer.

 

Mandela: mandela

“Nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel, o su origen, o su religión”. Premio Nobel de la Paz, que durante 27 años fue el preso político más famoso del mundo.
 Organizó campañas de desobediencia civil contra las leyes segregacionistas y contra el apartheid, un racismo institucionalizado por el Gobierno de Sudáfrica en 1944..
 En abril de 1994 se convirtió en el primer presidente negro de Sudáfrica. Fue un símbolo de la resistencia durante su largo encarcelamiento. Murió el 5 de diciembre de 2013.

 

Juan García: garcia

“Todo lo que se necesitaba aprender como negros o negras estaba en la tradición, en la oralidad”:   Juan García se identifica como un obrero más de la lucha por el reconocimiento de su pueblo afro.
 El esmeraldeño de 75 años impulsó la etnoeducación afroecuatoriana como un proyecto casa adentro en el que los niños, niñas y adolescentes conozcan su historia y sientan orgullo por sus antepasados.
 Juan García considera que  en Ecuador aún existe la exclusión, principalmente al pueblo afroecuatoriano y nacionalidades indígenas.