Ecuador se solidariza con Líbano y hasta el momento no reporta víctimas ecuatorianas

Ecuador se solidariza con la República del Líbano ante las explosiones registradas en su puerto marítimo de su capital, Beirut. 150 ecuatorianos residen en ese país. Hasta el momento no hay información de víctimas. La Cancillería del Ecuador expresa sus condolencias a las familias de los más de medio centenar de fallecidos. 
Según las autoridades libanesas, este desastre es comparable con la bomba atómica que cayó sobre Hiroshima, y `precisamente esta semana se cumplen 75 años de esa catastrofe.

Al menos 63 personas han muerto y unas 3.000 resultaron heridas tras una explosión de grandes proporciones que se produjo el martes en el puerto de Beirut por causas aún bajo investigación, informó a Efe una fuente del Ministerio de Salud.

Un portavoz del Ministerio de Salud que pidió el anonimato confirmó telefónicamente a Efe la cifra de muertos y de heridos, que han dejado los hospitales de la capital libanesa llenos de lesionados.
La explosión se produjo en horas de la tarde en un almacén con material explosivo tras un incendio por causas que aún se desconocen.

Testigos presenciales indicaron a Efe que hubo rotura de vidrios en viviendas a más de cinco kilómetros de la explosión y que los edificios sufrieron daños de diversa consideración en un radio de más de dos kilómetros.

Imágenes difundidas en las redes sociales mostraron el momento en que se produjo la detonación que provocó una gran nube con forma de hongo elevándose en el cielo y una fuerte onda expansiva que ha afectado a varios barrios de la ciudad y ha provocado daños materiales.

El director de la Seguridad General libanesa, Ibrahim Abbas, afirmó a los medios en una visita al puerto de Beirut que “parece que la explosión ocurrió en un almacén con material altamente explosivo confiscado desde hace años”.

Las autoridades han dado orden de movilizar al Ejército, habilitar las instalaciones hospitalarias para la atención de los heridos y la provisión de refugio a todos aquellos que se han visto desplazados por la deflagración.

El Gobierno libanés declaró un día de luto nacional el miércoles por las víctimas de la explosión y ha anunciado una investigación para que los responsables respondan por el suceso.