Ecuador llegó a Quito, sumó a Noboa y prepara próximo compromiso contra Uruguay

Tras la derrota por 1-0 ante Argentina, Ecuador regresó este viernes a Quito, donde hoy entrenará a puerta cerrada y se fortalecerá con el centrocampista Christian Noboa para el partido del próximo martes ante Uruguay por las eliminatorias del Mundial de Catar 2022.

Noboa se perdió el enfrentamiento ante Argentina por retrasos en la conexión aérea para su arribo a la capital ecuatoriana, por lo que llegó y se quedó en Quito, ciudad sede del partido contra Uruguay por la segunda fecha de las eliminatorias, el próximo martes.

Mientras tanto, el seleccionador local, el argentino Gustavo Alfaro, ahora sí podrá armar el equipo con algo más de conocimiento luego de conocerlos en cancha en la primera presentación a la que llegó con un entrenamiento completo.

El extécnico de Boca Juniors se permitió disentir tras el juego contra Argentina, lo único controvertido que le quedó de la presentación fue la sanción del penalti, con el que ganó el equipo de Lionel Messi.

Ahora, con un poco más de conocimiento de la plantilla a su disposición, tratará de plasmar en mejor nivel su estrategia futbolística porque contará con todos los convocados concentrados en “La Casa de la Selección” en la capital ecuatoriana.

Alfaro, que se vinculó al combinado andino el pasado 7 de septiembre y tuvo a todos a su disposición recién un día antes de enfrentarse a Argentina, aseveró que habrá que elegir bien a los jugadores para actuar en la altitud de los 2.850 metros sobre el nivel de mar de Quito.

La intención del seleccionador será contar con jugadores con características para ejercer presión, con un fútbol bien estructurado desde el fondo de la cancha.

Respecto de la propuesta de juego contra Uruguay, adelantó que se evitará dividir el balón, se deberá buscar la manera de tenerlo limpio ante un rival que sabe cerrar espacios, para de esa manera tener la capacidad de llegar bien al ataque.

E insistió en que la clave será mantener el orden, la agresividad, la mentalidad para jugar contra todos los rivales de la misma manera y que se tenga ese crecimiento y confianza que caracteriza al jugador ecuatoriano.

Y añadió: “la actitud de este equipo no la debe negociar, se pueda ganar o perder, pero la actitud no se va a negociar. Contra Argentina fue por los puntos, a jugar de igual a igual”.

El rearmado del equipo empezó con rostros nuevos como el del centrocampista Moisés Caicedo, de 18 años, de los extremos Angelo Preciado, Gonzalo Plata, campeón Sudamericano Sub’20 con Ecuador en Chile 2019 y medallista de bronce en el Mundial del año pasado en Polonia, entre otros.

De los que participaron y fracasaron en las pasadas eliminatorias para el Mundial de Rusia 2018, aparecieron ante Argentina, el goleador del equipo, Enner Valencia, el portero Alexander Domínguez, el centrocampista Carlos Gruezo, los atacantes Ángel Mena y los hermanos Renato y Romario Ibarra.