Ecuador reduce índices de violencia hasta situarse en los más bajos de región

Quito. Ecuador ha reducido sus índices de violencia en el último año hasta situarse en los más bajos de la región, que sigue registrando la tasa más alta de muertes violentas del mundo, informó este miércoles el Gobierno del país andino.

En el marco del VIII Seminario Internacional de Reducción de Índices de Muertes Violentas en América Latina, celebrado hoy en la sede de la Unasur, al norte de Quito, la ministra del Interior, María Paula Romo, destacó que Ecuador disminuyó en el último año el índice de asesinatos hasta situarse en el segundo más bajo de la región.

Romo comentó, no obstante, que las autoridades ecuatorianas seguirán trabajando para acabar con esta lacra, según indicó su Ministerio en redes sociales.

La tasa media de América Latina de homicidios violentos se encuentra en el 19,3, mientras que Ecuador registra un 5,8, solo por detrás de Chile con un 3,5, de acuerdo a los datos que refleja el Instituto especializado Igarapé.

En el otro extremo, se encuentran El Salvador, con el índice más alto del todo el continente, un 60,1, Venezuela, con 51,1 y Honduras con el 43,6.

La responsable de Interior ensalzó el trabajo de la Policía de Ecuador y el control de armas como principales causas de la reducción que experimentó el país andino en esta materia.

Asimismo, agregó que se requieren planes para promocionar una convivencia pacífica ya que en el 52 por ciento de las muertes violentas, el agresor era conocido o familiar de la víctima.

Por su parte, el comandante general de la Policía, Nelson Villegas, comentó que la sociedad ecuatoriana “demanda cada día niveles más altos de eficacia y eficiencia” por parte de los agentes del orden, reportó el cuerpo en su cuenta de Twitter.

“Como Policía de Ecuador debemos responder a estas demandas. Actividades académicas como las de hoy se convierten en herramientas para implementar buenas prácticas policiales”, puntualizó Villegas.

El alto mando policial señaló además que el cuerpo tiene “una gran responsabilidad” con la sociedad a la hora de garantizar su seguridad y el orden público, uniendo esfuerzos con el propósito de contener exitosamente “las nuevas y cambiantes amenazas”.

El seminario se lleva a cabo en el marco del 81 aniversario de la profesionalización de la Policía ecuatoriana y participan también efectivos de Chile y España.