Ecuador pedirá mayor apoyo en vacunas anticovid para la región andina

El mandatario de Ecuador, Guillermo Lasso, cuyo país asumirá este sábado la presidencia temporal de la Comunidad Andina (CAN), aseguró que pedirá un mayor apoyo del mundo en vacunas contra la covid-19 para esta región azotada por la pandemia.

Lasso hizo ese anuncio antes de partir desde Quito a Bogotá, donde recibirá la presidencia pro témpore de la CAN, de manos de Colombia.

Ecuador, al asumir el liderazgo anual de la Comunidad Andina, trabajará para impulsar la integración regional “en el campo económico y en el campo social también”, aunque “tenemos un gran desafío que es la lucha contra pandemia” del coronavirus, añadió el mandatario ecuatoriano.

“Apoyaremos nuevos planes de vacunación en la región” pero, sobre todo, “levantaremos la voz para pedir al mundo mayor respaldo y apoyo en vacunas”, afirmó Lasso.

El mandatario ecuatoriano viajó esta mañana a Bogotá en el avión presidencial, acompañado por su canciller, Mauricio Montalvo, según han confirmado fuentes oficiales.

El secretario general de la CAN, Jorge Hernando Pedraza, se reunió el pasado 22 de junio en Quito con altas autoridades de Ecuador, entre ellas el canciller Montalvo, a quien expresó su disposición de trabajar conjuntamente para impulsar acciones en beneficio de los ciudadanos andinos.

En esa cita se destacaron las medidas que ha aplicado la CAN para resolver algunos asuntos importantes para la región, como el combate la plaga “fusarium R4T”, que afecta a los cultivos de banano, así como para paliar los efectos de la pandemia de la covid-19.

Montalvo aseguró entonces que su país, al asumir la presidencia temporal del grupo, fortalecerá el proceso de integración con un trabajo conjunto con los países miembros de la CAN en ámbitos variados como los temas comerciales, ambientales y culturales, con el objetivo de consolidar el Sistema Andino de Integración (SAI).

La CAN está formada por Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú, y cuenta como países asociados a Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay, así como a España y Marruecos como observadores.