Ecuador mantienen a 144 personas bajo vigilancia por temor a coronavirus

Quito. Las autoridades de Salud de Ecuador mantienen hasta este martes a 144 personas bajo vigilancia por temor a un posible contagio de coronavirus, dentro del círculo de prevención establecido alrededor de dos focos de esa enfermedad.

“Hasta este martes, dentro del cerco epidemiológico, se encuentran 144 personas con vigilancia y monitoreo constante del personal del Ministerio de Salud Pública”, dice el último parte.

De ellas, 121 pertenecen al entorno de la primera paciente, una mujer ecuatoriana de 71 años residente en España que entró al país el pasado 14 de febrero, y que contagió a otras trece personas.

El resto son parte de otros círculos de propagación del que salen y entran pacientes de acuerdo a su situación.

Durante el fin de semana se incorporaron al rastreo otras 31 personas del segundo foco originado por un turista holandés, una parte de los cuales dieron negativo en los exámenes.

“De estas, 17 se mantienen en el cerco y son ciudadanos que establecieron contacto con el turista durante su trayecto desde Quito a Sucumbíos”, añade el comunicado.

A lo largo de los últimos días, diferentes personas han entrado o salido de ese cerco hasta la cifra actual de 144 pacientes en cuarentena, y entre ellos seis que estuvieron en contacto con un caso de contagio reportado en Paraguay.

Por el momento Ecuador tiene bajo control la propagación del virus, y no se han descubierto más focos.

En la última semana las autoridades han establecido nuevos mecanismos de control en los aeropuertos, y exigen a los pasajeros que aterrizan del extranjero una declaración de salud.

Según el diario El Comercio, hasta el pasado 8 de marzo, el centro de telemedicina del Gobierno de Lenín Moreno ha recibido más de 300.000 llamadas de ecuatorianos, de las que unas 82.000 estuvieron relacionadas con el coronavirus.

El protocolo del número 171, donde se ha destinado una línea especial para el COVID-19, establece cinco preguntas básicas para descartar la posibilidad de esa enfermedad, o de lo contrario pasar la consulta a uno de los ocho médicos que están de turno.