Ecuador genera malas señales

Cuando la Asamblea decidió archivar el proyecto de Ley de Crecimiento Económico, el “riesgo país” de Ecuador trepó de 858 puntos a 1128 puntos. Y, peor aún, a semana seguida, el indicador subió a 1.418 puntos.

El llamado índice “riesgo país” se obtiene con el EMBI (Emerging Market Bond Index) o índice de los bonos de los mercados emergentes. El indicador fue ideado por el banco neoyorquino JP Morgan Chase, institución que realiza el seguimiento diario de una serie de instrumentos de deudas en dólares emitidas por países emergentes.

Para efectos prácticos, los compradores de bonos observan este índice –que se mide en puntos básicos-, le suman el rendimiento de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a 10 años, y así obtienen la tasa que un país emergente deberá pagar por una determinada emisión de bonos.

El resultado es el precio del dinero y representa el mayor o menor riesgo de comprar bonos soberanos a un país específico.

Si Ecuador quisiera colocar bonos (emitir deuda) en este preciso momento el cálculo sería el siguiente: 1.76% (Bonos del Tesoro USA) más 14,18 de riesgo país, igual a 15.94%. Una tasa exorbitante.

¿Qué refleja el índice de riesgo país? Es un índice que revela las posibilidades de un país de pagar o no pagar su deuda externa. Visto de esta manera, Ecuador es, hoy por hoy, percibido como un país en serio riesgo de no honrar sus pagos de bonos.