“No se aceptan extranjeros”, la preocupación diaria de los migrantes

Mientras Galo J, un venezolano de 23 años y padre de dos menores de edad caminaba por el sector de La Florida con ruta que ni siquiera él conocía, mostraba preocupación ya que no ha podido encontrar un trabajo estable.

En su país natal trabajaba como chef, menciona que en la ciudad, las personas no contratan ciudadanos extranjeros por algún temor.

Galo J, aseguró que lleva dos años en el país, ha estado algún tiempo en la Costa pero tampoco ha tenido oportunidad para trabajar. “Me solicitan documentos que yo no tengo, incluso me piden ver mis antecedentes penales, las personas de aquí no se sienten seguras por nuestra presencia, pero para poder dar de comer a mis hijas tengo que vender galletas, pero no me alcanza”.

Otro de los problemas a los que se enfrentan los migrantes es a no poder rentar o alquilar una vivienda ya que en la mayoría, los propietarios que arriendan colocan ‘No a extranjeros’.

Muchos de ellos ahora se dedican al comercio informal.

Importante
Cerca de 1,9 millones de venezolanos pasaron por Ecuador de forma “regular” desde enero de 2016, de los que 350.491 se han radicado en el país, según datos difundidos por la Cancillería.

En un informe sobre los resultados de la Mesa de Movilidad Humana, el Ministerio indica que “la gran mayoría” de los migrantes entró en tránsito “hacia otros países del sur”, pero que los que se quedaron no son los únicos venezolanos que viven en Ecuador actualmente.

En un principio, el país permitió el acceso a su territorio con tarjetas de identificación o la carta andina, pero con el tiempo, el incesante flujo de migrantes y algunos episodios delictivos, los controles de acceso se volvieron más estrictos.

Una de los aspectos importantes es la obtención de la Visa de Excepción por Razones Humanitarias (VERHU) que dura dos años, pudiendo ser renovada por el mismo período y permite entradas y salidas múltiples.

Betzabeth Jaramillo, Enlace de la embajada venezolana en Imbaburay Carchi, informó que el trámite de este procedimiento será hasta el 31 de enero.

Este proceso culminó el pasado 13 de agosto, pero al momento falta que el proceso se corrobore. En una primera fase, este tipo de visa se tramitaba a través del llamado “consulado virtual”, pero luego los peticionarios debían presentarse en las oficinas de la Cancillería para obtener el documento.

Para aplicar a esta visa se debía tener pasaporte (sin importar que estuviera vencido), antecedentes penales legalizados, haber entrado a Ecuador antes del 26 de julio de 2019.

Entre los obstáculos principales que se han detectados están la obtención de documentación requerida de parte de Venezuela, aunque también la imposibilidad de muchos migrantes para pagar los 50 dólares que cuesta la tramitación.