Ecuador extiende treinta días más el estado de excepción por la Covid-19

Quito. El Gobierno de Ecuador informó este martes que extenderá por sesenta días más el estado de excepción que decretó el pasado 16 de marzo, para encarar la expansión de la pandemia del Covid-19 en el país.

El presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, destacó también la predisposición del Consejo de Seguridad Pública y del Estado (Cosepe) para analizar medidas que permiten efectuar una “reingeniería” de los presupuestos del Estado y acometer las acciones contra la pandemia del coronavirus.

“Con el respaldo del Consejo de Seguridad, extendimos por 30 días más el estado de excepción, a partir de este 16 de mayo. ¡Gran predisposición del Cosepe para proceder a una reingeniería integral de los presupuestos institucionales de las funciones del Estado!”, escribió Moreno en su cuenta de Twitter.

Asimismo, señaló que hasta finales de mayo todas las instituciones públicas deberán efectuar sus revisiones presupuestarias para acomodar las finanzas públicas a la situación de crisis sanitaria, económica y social.

“Las revisiones presupuestarias serán de entre 10% y 15% sin afectar las actividades misionales (propias de la gestión). Hasta el 30 de mayo, todos deberemos adoptar las medidas que correspondan, de conformidad con la Constitución y las leyes”, y con el acompañamiento del Ministerio de Finanzas, añadió el mandatario.

Además, reiteró su llamamiento “a todas las instituciones públicas y privadas para sumar esfuerzos en la lucha contra esta emergencia”.

Según el último informe sobre la situación de la pandemia del COVID-19, emitida por las autoridades ecuatorianas ayer lunes, en el país se han registrado 1.569 fallecidos, otros 1.336 decesos tipificados como “casos probables”, y 31.881 casos positivos de la enfermedad.

El coronavirus, que ha paralizado al país desde el 16 de marzo, se ha cobrado un alto precio a nivel económico que ha obligado al Gobierno a un mayor endeudamiento de lo previsto.

“Solo un trabajo conjunto nos permitirá salir adelante y levantar al país. Todo lo hacemos en función de la vida, el empleo y la productividad”, apostilló el jefe del Estado.

El pronunciamiento de Moreno se dio en un momento en que organizaciones estudiantiles efectuaron una manifestación pacífica en Quito para rechazar recortes aplicados por el Gobierno en los presupuestos de las universidades públicas del país.

Los estudiantes, con apego a medidas sanitarias como el uso de mascarillas y el distanciamiento de unos dos metros entre cada manifestante, y ante la atenta mirada de policías, exigieron que se revise el recorte en la educación superior, por considerar que ello supondrá el despido de profesores y la reducción de la oferta académica.