Ecuador es Azul, Emelec es tricampeón del fútbol ecuatoriano

emelec(API) Liga trató de ahogar. El equipo de Zubeldía aceleró y trató de abrir la cancha con Hólger Matamoros como eje del funcionamiento albo. La desesperación le ganó a la U en el último toque. Álvez y Cevallos no pudieron definir solos ante Esteban Dreer.

Emelec entró al primer tiempo a refugiarse. Los dirigidos por De Felippe entiendieron que no había que desesperarse y se guardó en su campo. Liga colapsó la salida de Bolaños y Mena. Araujo y Romero jugaron adelantados y tratando de cercar la posesión del esférico.

Al minuto 28, Luis Romero cabeceó libre en la mitad de los centrales eléctricos y logró mandar el balón al fondo de las mallas. Sin embargo, el juez Daniel Salazar nulitó la jugada por un off-side apretado al momento de la habilitación. Los jugadores de Liga, Zubeldía y toda la Casa Blanca reclamaron de forma enérgica el fallo.

Dicha jugada polémica hizo despertar a Emelec. El cuadro eléctrico fue construyendo con Gaibor y Quiñónez como recuperadores en la bomba central. Mena y Bolaños tuvieron chance de meterse al área y sorprender a Domínguez. El portero de la U salvó dos mano a mano y consiguió guardar el cero en su valla.

Al minuto 44, corrida de Ángel Mena por el carril diestro y Pervis Estupiñán salió a marcarlo con vehemencia. El penal fue evidente a favor de Emelec, pero Salazar prefirió no complicarse en su decisión y pidió que siga el juego. Al final del primer tiempo, el 0 a 0 se quedó grabado en el marcador electrónico y los azules hacían su negocio en Ponciano.

El segundo tiempo lució como un trámite. Emelec ahogó la posesión del balón y consiguió desesperar a una Liga de Quito deslucida y sin gracia. Álvez y Cevallos se perdieron no menos de cuatro chances claras. La U cayó en su propia trampa y el Bombillo hizo todo bien para ser campeón.

Emelec hizo los méritos necesarios. Fue regulando el juego, dejando sin efecto las intenciones albas. Liga terminó el cotejo sin piernas, Zubeldía se quedó sin respuestas.

Al final, el Emelec de Omar De Felippe se coronó Tricampeón del fútbol ecuatoriano y consiguió su décima tercera estrella en el Campeonato Nacional. La historia es dorada para el Bombillo, el primer equipo en festejar un título en Casa Blanca.