Ecuador comenzó su expedición número 23 a la Antártida

Quito. El equipo de la XXIII Expedición Antártica Ecuatoriana arribará a la Antártida el próximo 25 de enero, informó este 29 de diciembre el Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana de la nación andina.

Conformado por 21 expedicionarios entre oficiales, tripulantes y civiles de la Armada de Ecuador y del Instituto Antártico Ecuatoriano (INAE), el equipo está al mando del comandante, Germanio Granja Jiménez.

En su periplo arribó en días pasados a Punta Arenas (Chile), desde donde seguirá su camino al extremo austral en el buque “Aquiles”, de la Armada chilena, con destino a Punta Fort William de la Isla Greenwich.

En esa isla se ubica la Estación Científica Pedro Vicente Maldonado (Pevima), al igual que la Base Naval Capitán Arturo Prat de Chile.

La misión de este primer grupo es poner en marcha y mantener operativas todas las instalaciones, sistemas y equipos de la Estación, dotándola de servicios básicos y necesarios para brindar abrigo y seguridad al grupo de investigadores y comunicadores, explica la Cancillería en un comunicado.

Además, continuar con los trabajos de construcción del quinto módulo de la Estación orientado para tareas de “mando y control”.

La Embajada de Ecuador en Chile y la Agregaduría Naval han dado impulso para concretar el apoyo logístico de la Armada chilena sobre la base del Acuerdo de Cooperación Científica en Materias Antárticas y el Convenio Específico sobre Actividades Logísticas y Científicas en la Antártida entre los dos países.

Ecuador se adhirió al Tratado Antártico en junio de 1987 y en diciembre de ese mismo año realizó su primer viaje expedicionario al Continente Blanco.

Más adelante, en julio de 1990 fue admitido como miembro consultivo del Tratado y en 1992 como miembro pleno del Comité Científico de Investigaciones Antárticas (SCAR, por sus siglas en inglés).

Ha realizado 22 expediciones permanentes durante los veranos antárticos, manteniendo una presencia activa en esta región.

La Antártica y el Océano Antártico tienen un papel primordial en la regulación de procesos como el clima y la absorción de dióxido de carbono, es por esto que la investigación en esos territorios es crucial para comprender procesos de importancia global y para el avance de la ciencia, recalca la nota oficial.

Y agrega que para lograr este cometido es esencial la cooperación internacional en la dotación y retroalimentación de conocimientos.

En esta ocasión, un oficial de la Armada de Ecuador y una investigadora del Instituto Oceanográfico de la Armada (INOCAR) se encuentran a bordo de los buques “Carrasco”, de Perú, y “Arc 20 de Julio”, de Colombia.

Allí realizan actividades específicas de transferencia tecnológica e investigación mientras se desplazan en aguas australes.