Ecuador coloca 1.000 millones de dólares en bonos a diez años de plazo

Quito.- El Gobierno de Ecuador anunció hoy que ha logrado colocar positivamente en el mercado internacional de valores 1.000 millones de dólares en bonos soberanos del país, a diez años de plazo y a una taza de interés del 10,75 %.

“Las condiciones a las que se colocaron los bonos ecuatorianos fueron las mejores para la situación actual externa”, informó el Ministerio de Economía en un comunicado, en el que destacó que la oferta ecuatoriana obtuvo mucho interés en el mercado internacional.

Remarcó la afinidad de inversores extranjeros en los papeles ecuatorianos, pese al “complicado entorno que vive el país, enfrentando precios internacionales del petróleo por alrededor de los 52 dólares el barril, un riesgo país estable pero aún elevado y una leve baja en las calificaciones crediticias”.

El ministro de Economía y Finanzas, Richard Martínez, confirmó que la transacción fue muy bien recibida “con un libro de órdenes de unas 220 cuentas distintas, de alta calidad, representando una sobresuscripción de tres veces al monto emitido”.

“La tasa de 10,75 % fue 25 puntos básicos más bajo que el precio inicial”, acotó el ministro al comentar que Ecuador estuvo “siempre atento a una ventana de oportunidad para salir a los mercados”.

No obstante, remarcó que esta última emisión “no significa que se cierre el permanente diálogo y comunicación con otras potenciales fuentes de financiamiento, como los organismos multilaterales y China”, los prestamistas habituales de Ecuador.

El Ministerio precisó que con esta operación, se cubre el 12,5 % de las necesidades de financiación para 2019, que alcanza a unos 8.000 millones de dólares, aproximadamente.

“Los recursos permitirán fortalecer las reservas y financiar el presupuesto general del Estado”, acotó el Ministerio.

Esta es la primera operación de negociación de bonos soberanos que efectúa Ecuador en este año, en el que el panorama económico aparece algo complejo por el escaso crecimiento proyectado de apenas el 1 por ciento.

Ecuador, cuya economía se sostiene en gran parte en el petróleo, espera un repunte en el precio del hidrocarburo, cuya venta es una de las principales fuentes de ingresos del Estado.