Dueños de negocios se oponen a vallado de calle

Otavalo. El cierre del paso vehicular hacia la zona de bares, discotecas y restaurantes que funcionan en el tramo de la calle 31 de Octubre entre Quito y vía de circunvalación, molesta y preocupa a los propietarios de los negocios que funcionan en este lugar. Según Daniel Picón, propietario de uno de los negocios, esta acción pone en riesgo las inversiones que realizan por el bien del turismo de la ciudad.

Proyecto. La jefa política del cantón, Daniela Iturral-de, recalcó que el cierre de este tramo se realiza las noches de los días viernes y sábados, aleatoriamente, para tratar de controlar el consumo de alcohol en la vía pública.

“Hemos visto buenos resultados porque, según datos del ECU 9-1-1, el 90% de llamadas de los fines de semana en la ciudad, son para reportar problemas de libadores, peleas y robos en este sector de la ciudad”, según Iturralde. Con el cierre de la vía esto ha reducido al 50%.

Municipio. Una de las soluciones que propone Picón es la aprobación de la ordenanza de consumo de bebidas alcohólicas que según el concejal Aníbal Fernando Bonilla, ha pasado el primer debate y se espera este año sea aprobada.