Descubren 217 kilos de droga escondida en el motor de un avión procedente de Ecuador

Hong Kong.- Las autoridades de Hong Kong anunciaron que se han incautado de 217 kilos de droga escondida en el motor de un avión enviado desde Ecuador, el mayor alijo en la ciudad semiautónoma china desde 2012 y que podría haber alcanzado un valor en el mercado de 32 millones de dólares (29,3 millones de euros).

Droga escondida en el motor de un avión.

El motor a reacción se encontraba en el interior de un contenedor de transporte que llegó desde Ecuador en marzo, pero el alijo fue descubierto la semana pasada después de ser abierto para su inspección en el Aeropuerto Internacional de Hong Kong, informa hoy el diario local South China Morning Post.

Los oficiales de aduanas sospecharon, ya que los motores de los aviones rara vez se envían a la excolonia británica desde Sudamérica y el consignatario nunca se presentó a recoger la carga.

El superintendente Barry Chu Yin-min, de la Oficina de Investigación de Drogas de la Aduana, explicó que después de abrir la máquina se encontró un compartimento secreto dentro de la cámara de combustión donde se hallaron 60 kilogramos de drogas, incluyendo cocaína, metanfetaminas, ketamina y éxtasis.

La droga se encontraba en ocho contenedores hechos a medida , dentro de los cuales había 217 tabletas de cocaína de un kilo cada una y, aunque se sospecha que podría ser para consumo local, la mayor parte del alijo tendría como destino otros países.

Chu dijo que el consignatario en Hong Kong era una empresa comercial que se estableció en abril del año pasado a través de una compañía de secretaría local. Los agentes de aduanas continúan buscando a su director y a una empleada en relación con el caso, si bien hasta el martes por la tarde no se ha producido ningún arresto.

La mayor incautación de cocaína de la ciudad hasta la fecha se efectuó en 2012, cuando los funcionarios de aduanas encontraron 649 kilos de esa sustancia, valorados en 98 millones de dólares y escondidos en un contenedor de transporte marítimo que llegó también desde Ecuador.

Aquel decomiso se realizó tras un aviso de la Administración para el Control de Drogas los Estados Unidos (DEA).

Según la ley de Hong Kong, el tráfico de drogas está tipificado como un delito grave con pena máxima de cadena perpetua y una multa de más de 600.000 dólares.