Drenajes, un tema que urge mejorar en Ibarra

pag-6Las fuertes lluvias de los últimos días han alertado a las autoridades sobre los sitios vulnerables a inundaciones. Pero, ¿por qué el sistema de alcantarillado colapsa en Ibarra?, la respuesta la tiene el gerente de la Empresa de Agua Potable y Alcantarillado de Ibarra, Emapa-I, Arturo Fuentes.

La recomendación y una respuesta a la interrogante es que no se bote basura sobre los sumideros. “Nosotros previamente realizamos la limpieza de sumideros, pero existen lugares en los que se nos va de las manos, como en los Huertos Familiares, por ejemplo. En ese sector, el agua lluvia de los últimos días arrastró bastante material de construcción, allí se concentra todo lo que baja de las calles altas de Alpachaca, había piedras sobre las rejillas, dentro de los sumideros existía arena, ripio, etc. Entonces esto dificulta que el agua drene normalmente”, dijo el gerente de Emapa-I, haciendo una breve evaluación de lo acontecido en esta semana.

TAMBIÉN

Otra de las causas es que en estos lugares existe alcantarillado solo sanitario, no combinado. “El alcantarillado sanitario solo recibe las aguas servidas, el combinado recepta el agua de las dos partes (servidas y lluvias). En la parte de El Priorato igualmente se da el arrastre de materiales pétreos. Regresando al tema del sector Huertos Familiares, allí tenemos un gran colector que va por la Avenida 13 de Abril, pero para que exista un empate con este colector, hay que considerar los presupuestos a futuro ya que inmediatamente no se podría solucionar. Hace 15 días estuve caminando por el teatro Gran Colombia y allí vehía los sumideros llenos de basura, limpiamos y a la siguiente semana nuevamente se pudo observar lo mismo, hay muchas personas que creen que los sumideros son depósitos de basura, allí está otra causa que se debe cambiar desde los mismos ciudadanos”, dijo el gerente de Emapa-I. Para Patricia Guanoluisa, habitante de El Retorno, la obra que se realiza en este sector está causando problemas a los transeúntes y moradores del lugar.

“Desde que empezó el invierno han bajado piedras gigantes, palos y todo desecho que han dificultado no solo el tráfico vehicular, sino también el peatonal”, dijo la ciudadana. Para Hugo Morillo, morador del sector 10 de Agosto, decir que su barrio está libre de inundaciones, no es del todo seguro. “Nosotros vivimos cerca a la quebrada y ésta en cualquier momento se llena de material pétreo que bajan de las canteras y las inundaciones volverán como antes”, aseguró.