El drama de no saber dónde está Juliana

Es desgarrador escuchar a una madre que durante 8 largos años no ha podido saber nada de su hija. Las lágrimas de Elizabeth Rodríguez, madre de la joven Juliana Campoverde, reflejan la tenaz lucha y esfuerzo que realiza para tratar de encontrarla.

A más de los 8 años de su desaparición, quedarán registradas en la historia y en las estadísticas la acción criticable de 10 fiscales dormidos en su inoperancia y 133 cuerpos de documentos que constan en un expediente que hasta ahora no arroja el resultado esperado. Mientras tanto, la pregunta se mantiene intacta: ¿dónde está Juliana Campoverde?

Informe de INREDH
En un sucinto informe cronológico de la Fundación de Derechos Humanos INREDH, se indica que la joven Juliana Campoverde, fue vista por última vez el 7 de julio de 2012, en el sector de la Biloxi, en el sur de Quito.

La última persona que tuvo contacto con la joven de 18 años fue el pastor evangélico Jonathan Carrillo. La información corresponde a hechos documentados del caso y la escasa información otorgada por Carrillo.

Fechas importantes
En 2003, Juliana Campoverde, de 9 años, ingresa junto a su familia a la Iglesia Evangélica ‘Oasis de Esperanza’, en el sector de la Biloxi, en el sur de Quito. Desde ese momento, todas sus decisiones debían ser consultadas con los pastores, incluso si visitaba a su padre.

En 2011, Jonathan Carrillo le dijo a Juliana Campoverde que: “Había tenido una revelación de Dios”, según la cual ella debía casarse con su hermano Israel Carrillo,también pastor de la iglesia.

En diciembre de 2011, Jonathan Carrillo creó el perfil falso en Facebook con el nombre de “Juan Solano” para acercarse a Juliana a través de esta red social y manipularla usando la palabra de Dios.

En mayo del 2012, Juliana y su familia abandonan la iglesia “Oasis de Esperanza” debido a que los pastores de la iglesia intentaron influir más en las decisiones personales de miembros de la familia y especialmente en Juliana.

El 7 de julio del 2012, Elizabeth Rodríguez junto a su hija encuentran inusualmente a Jonathan Carrillo en el sector de la Biloxi, sur de Quito. Ese día, Juliana fue desaparecida.

El sábado 7 de julio de 2012, a las 19:51, Elizabeth recibió un mensaje del celular de Juliana en el que decía “conocí una persona y me voy con él, cuanto las cosas cambien le hago llegar las cosas del local”. Su madre Elizabeth Rodríguez, en diálogo con diario EL NORTE (ENTV)ratificó que no era su hija la que escribió el mensaje, pues ella no se expresaba de esa forma.

Secuestro extorsivo
Luego de la desaparición de Juliana Campoverde, el 8 de julio del 2012, la familia de Juliana intentó presentar la denuncia por la desaparición de su hija, sin embargo, no recibieron respuestas ni la atención debida.

El pastor evangélico Patricio Carrillo, padre de Jonathan, pidió a la familia de Juliana que no la busquen en la Policía sino en fronteras o en otro lado. El 5 de septiembre del 2018, se dicta prisión preventiva contra Jonathan Carrillo, por el delito de secuestro extorsivo de Juliana y se inicia la instrucción fiscal.

La pregunta sigue ahí
El 2 de mayo de 2019, la jueza Yadira Proaño dicta auto de llamamiento a juicio a Jonathan Carrillo por el delito secuestro extorsivo con muerte. El 17 de julio del 2019, el Tribunal de Garantías Penales de Pichincha condenó a 25 años de prisión a Jonathan Carrillo por el delito de secuestro extorsivo con resultado de muerte de Juliana. El tiempo no sana las heridas que la desaparición de la joven dejó en la familia.

Elizabeth Rodríguez más allá de las medidas de reparación sigue preguntándose: ¿Dónde está Juliana Campoverde?