Dos personas se salvaron de morir

IBARRA. A las 21:15 del viernes un vehículo de placas PJQ-330 color rojo se impactó contra un alud de piedras. El conductor Adolfo Ibarra no pudo esquivar el derrumbe que se produjo minutos antes, por lo que el vehículo se volcó y quedó en plena vía. Ocurrió en la Y de salinas.  

Dos personas heridas.  Su acompañante una mujer de unos 35 años resultó con heridas leves, mientras que el conductor tenía fracturas en el brazo izquierdo, fue el comunicado de la Policía.
Los transportistas quienes circulaban por la Panamericana Norte socorrieron a las víctimas quienes quedaron atrapados en medio de los fierros retorcidos.
“Por suerte que no pasó ningún carro detrás de ellos porque les hubiesen arrastrado por la pana“, dijo un testigo del lugar.

Procedimiento. Personal de la Unidad de Policía Comunitaria de Salinas acudió a la emergencia, en conjunto con los uniformados de tránsito, el vehículo fue trasladado hasta una mecánica en Ibarra.
Se conoce que las víctimas venían desde Quito con destino a Tulcán.
Los Bomberos de Ibarra retiraron los escombros de la vía, las piedras y otros desechos, producto del derrumbe de una montaña. Este trabajo demoró cerca de 30 minutos, el tráfico vehicular se detuvo.
Los habitantes del sector manifestaron su preocupación. Ellos exigen que se ubique iluminación y señalización en la Y de Salinas.

Declaraciones. Un transportista que circulaba por el sitio, ayudó en el rescate de los heridos, él admite que los accidentes de tránsito en el sitio es por falta de iluminación y que los derrumbes son frecuentes.

“Una de las causas de los últimos accidentes de marzo ocurridos en la intersección, es por el exceso de velocidad y porque algunos conductores tenían aliento a licor”, dijo Jorge Arcos, jefe (e) de tránsito de Imbabura.

Falta iluminación. En la Y de Salinas la iluminación es nula. En el mes de marzo son cuatro accidentes que se reportaron en el sector, dejando a tres personas muertas y dos heridas.
Una de las víctimas, un hom bre fue atropellado por una camioneta, cuando intentaba pasar la Panamericana, sus compañeros de trabajo alcanzaron a cruzar la calzada, pero él no corrió con las misma suerte, fue atropellado y murió instantáneamente.