Dos otavaleños están entre las víctimas de Alóag, luchan por sobrevivir

padre e hijoOtavalo.- Cristian Proaño y su hijo Michael son dos de las víctimas que dejó el Accidente en la vía Alóag-Santo Domingo, registrado el 29 de diciembre pasado.

Los dos son de Otavalo, Cristian, exdirigente de Liga Deportiva Cantonal y su hijo estudiante de la Unidad Educativa Valle del Amanecer, están luchando por su vida. Hasta el momento el percance deja 2 fallecidos y 28 heridos. Al momento el Servicio de Investigación de Accidentes de Tránsito (SIAT) realiza las investigaciones correspondientes para determinar las causas del siniestro.

Preocupación. La noticia cayó como balde agua fría en la ciudad, especialmente entre los docentes de la escuela Municipal. “Vamos a dar una ayuda a Michael. Nos hemos puesto de acuerdo para que estudiantes y padres de familia se solidaricen con él y su familia”, comentó Paúl Siguencia, inspector de la institución.
Michael cursa el noveno de básica, a decir de Rosa Ruiz, su tutora, él es un estudiante muy aplicado y respetuoso. “Es un buen chico, muy colaborador y aplicado”, confesó. El cuadro clínico del estudiante es complicado, a decir de Marcelo Montenegro, vicerector de la escuela Municipal, él fue quien recibió un fuerte impacto en la cabeza. Mientras su padre se fracturó la mandíbula. Por iniciativa propia tanto estudiantes, docentes y padres de familia, darán una ayuda económica.

Investigaciones. De acuerdo al informe oficial del Cuerpo de Bomberos de Quito, el siniestro involucró a tres buses. La teniente Verónica Toapanta, oficial de Bomberos, aseguró que el choque se dio entre las cooperativas Macuchi, Trans Esmeraldas y Carlos Alberto Aray. Precisamente Michael y Cristian regresaban de la Playa. Los heridos presentaron lesiones hemorrágicas, fracturas de huesos y lesiones intracraneales. Sus edades oscilan entre 22 y 80 años.

Testimonios. “Veníamos descansando, sentimos el impacto y la preocupación por bajarse, estaban las puertas bloqueadas, el conductor ensangrentado e inmediatamente fuimos a socorrer a los heridos de los otros vehículos y transportarlos a las ambulancias”, narró a diario El Universo, Francis Moreira, quien viajaba en la cooperativa Carlos Alberto Aray.

Otro testimonio de vida lo dio Freddy Llumiquinga quien espera ver la recuperación de su primo Jonathan. “Él, junto a cinco amigos, excompañeros del colegio, regresaban a Quito desde Atacames en la cooperativa Trans Esmeraldas, adonde fueron el 25 de diciembre”.

Héctor González, oficial de la Policía, sostuvo que el Servicio de Investigación de Accidentes de Tránsito realiza el peritaje para determinar las causas del choque y además se hacían tomas de versiones.

La Fiscalía General del Estado, a través de su cuenta de Twitter, expresó sus condolencias a los familiares de las víctimas y garantizó que una indagación al respecto.