Dos ciudadanos fueron detenidos con 150 dosis de droga en La Esperanza

IBARRA.- Dos ciudadanos de nacionalidad ecuatoriana fueron detenidos, aproximadamente a las 14:00 del último viernes, luego de ser identificados como sospechosos del presunto delito de tráfico ilícito de sustancias estupefacientes sujetas a fiscalización.

El accionar fue realizado por los miembros policiales de la Unidad Subzonal de Antinarcóticos de Imbabura, en la parroquia La Esperanza.

Novedoso incidente
Según desprende del parte policial, los miembros policiales se encontraban entre las calles Carmen Guamá y Galo Plaza, cuando identificaron a un ciudadano en actitud sospechosa.

Como medida preventiva los uniformados procedieron a realizarle un registro personal y le encontraron en su poder una envoltura de papel que contenía una sustancia vegetal, que luego de la prueba de campo correspondiente dio positivo para alcaloide marihuana.

Siguiendo con el procedimiento de Ley, los miembros policiales le facilitaron al sujeto una llamada telefónica a un familiar para que comunique sobre su aprehensión, pero insólitamente el sujeto en lugar de llamar a un allegado, se comunicó con otra persona, mencionando que: “saquen la droga de la casa porque le van a allanar”, causando indignación y sorpresa en los uniformados que se encontraban tomando el respectivo procedimiento.

Aprehensión
Minutos más tarde los policías observaron que, de un inmueble cercano, un ciudadano sale en precipitada carrera e inició una persecución, ya que en unos matorrales observaron que arrojó una funda. Varios metros más adelante lograron neutralizarle y comprobaron que en la envoltura el sujeto tenía marihuana.

Ángel Vásquez, jefe de la unidad policial que realizó la captura, informó que, al tratarse de un delito flagrante, los ciudadanos fueron detenidos y se informó al fiscal de turno del cantón Ibarra sobre, el desarrollo del operativo denominado ‘Suko’.

“Los sospechosos fueron identificados como Édgar Daniel M. y Rommel Santiago V., de nacionalidad ecuatoriana y quienes no registran antecedentes penales. En su poder se encontraron 75,3 gramos de alcaloide marihuana y dos teléfonos celulares”, informó el oficial.

Los ciudadanos fueron trasladados hasta una casa de salud, en donde se extendió el certificado médico correspondiente que legalizó su detención.