Dos casos de dengue en la región

IBARRA. Dos casos confirmados de dengue clásico presentan las provincias de Imbabura y Carchi en sus zonas cálidas, así lo dieron a conocer los responsables de los subcentros de salud de Lita y San Juan de Lachas.

Contagios. Luz de América en Imbabura y Pénjamo en Carchi son los sectores en donde dos personas, una mujer y un hombre menor de edad, dieron positivo en la prueba para diagnosticar la enfermedad.
El caso de Imbabura se evidenció en marzo, en una mujer de  20 años de edad aproximadamente.
El contagio se suscitó en San Lorenzo, pues la paciente viajaba continuamente al cantón.  
“La sintomatología se reportó en su comunidad. El  caso se trató a la brevedad, y tuvo buenos resultados porque no existió contagio en ninguna de las personas de su entorno”, manifestó Patricio Valladares inspector sanitario de la parroquia de Lita y La Carolina.
Manolo C, de 13 años de edad, vive en la comunidad de Penjamo, ubicada a 15 minutos de San Juan de Lachas, el adolescente se contagió en este sector a los ocho días del primer brote en Luz de América, es decir ya en el mes de abril.
“Los exámenes de sangre dieron positivo e inmediatamente actuamos tratando al paciente con las medicinas y la atención requerida”, dijo Andrea Erazo, enfermera rural del subcentro de salud San Juan de Lachas.  

Autoridad. Yu Ling Reascos, directora de Salud de Imbabura informó “hay un brote epidemiológico a nivel nacional. En nuestra provincia tenemos factores condicionantes como el clima por ejemplo para que el Aedes aegypti, mosquito transmisor del dengue,  pueda contagiar a la gente. Tenemos el mosquito en las parroquias de Lita y La Carolina así lo dio a conocer un estudio del Ministerio de Saluid Pública en donde también se indica que el mosquito puede aparecer en nuevas zonas”, indicó.
Las zonas afectadas están siendo fumigadas e informadas de los diferentes cuidados que deben tener para prevenir la aparición del zancudo.
Los dos representantes de los subcentros de Lita y San Juan de Lachas coinciden en que es difícil educar a las personas en las normas de aseo necesarias como para que el mosquito no prolifere, pues muy poca  gente obedece a sus consejos. El Servicio Nacional de la Erradicación de la Malaria de Santo Domingo de los Tsáchilas brinda apoyo necesario a las personas del sector para erradicar el mosquito.