Dora Aguirre: “Migrante no es ser delincuente”

MINI-PERFILDora Aguirre Hidalgo, es una mujer  entregada tiempo completo a su activismo político,  social y solidario. Vivió en España por espacio de 16 años en donde compaginaba su tarea en un centro de atención a personas de la tercera edad con su actividad organizativa en favor de los migrantes.De hecho, como producto de su trabajo se convirtió en asambleísta en representación de Europa, Asia y Oceanía por el movimiento Alianza PAIS y ocupa la presidencia de la Comisión de Participación Ciudadana y Control Social de la Asamblea. El viernes estuvo en Ibarra para ser parte de una jornada de socialización de la Ley Orgánica de Comunicación (L.O.C), ahí abrió un paréntesis para atender a diario EL NORTE.

¿Su activismo cuándo empieza?
Desde muy joven me desempeñé como activista social en Imbabura.

¿Usted vivió mucho tiempo en España y siguió trabajando en lo que le gustó?
En España como migrante, fui fundadora y presidenta de la Asociación Rumiñahui Hispano Ecuatoriana, trabajé en la defensa de los derechos de las personas en situación de movilidad humana.

¿Ahí construyó su figura política?
Bueno el trabajo que cumplimos fue altamente reconocido que me llevó a ser en 2009 asambleísta representante de las y los ecuatorianos en Europa, Asia y Oceanía.  

¿Qué ha significado ese trabajo en favor de los migrantes?
El proceso ha sido bastante intenso en defensa de los derechos de los compatriotas ecuatorianos que residen en España, sobre todo desde 1999, año de mayor emigración. En el año 2001 planteamos una regularización para los ecuatorianos en España y exigimos al gobierno en Ecuador que formule una serie de apoyos para beneficio de las personas migrantes.

¿En la realidad, qué se logró en favor de los migrantes?
En el 2001 sentamos las bases porque por primera vez con un gobierno de derecha como fue el liderado por José María Aznar tuvo que asumir las reivindicaciones que planteábamos desde la organización social.

¿Qué cambios se hicieron?
Prácticamente hubo un proceso de regularización masivo en donde más de 350 000 familias pudieron regularizarse.

¿La derecha tampoco se cerró a estas exigencias, entonces?
En su momento no pudo cerrarse, ya que España estaba en un proceso de desarrollo bastante fuerte y requería mano de obra trabajadora y los migrantes de distintas nacionalidades aportamos al desarrollo con nuestra fuerza de trabajo.

¿Cómo ha servido su trabajo en calidad de asambleísta?
Hemos incorporado la migración como eje transversal en más de 20 leyes aprobadas en la Asamblea Nacional, en beneficio de las personas en situación de movilidad humana.

¿Hay garantías para los migrantes, ahora?
Tenemos que conocer que el Ecuador suscribe el Acuerdo de MERCOSUR en el que todos los países miembros tienen derechos para los ciudadanos a la libre circulación. Es importante indicar que los gobiernos descentralizados de frontera tienen una especial situación de movilidad.

¿Cuántos refugiados están en Ecuador?, ¿qué conoce?
En el país tenemos alrededor de 60 mil personas a las que se les ha concedido su licencia de refugio, pero hay otros solicitantes que por distintas circunstancias no están legalizados.

¿Qué papel deben cumplir los municipios?
Nosotros hemos planteado que los GADs tengan un presupuesto especial para poder atender al conjunto de la población, pensando también desde un punto de vista positivo que quienes llegan hasta nuestro país llegan con fines nobles a trabajar…

Pero también llega lo malo, como la delincuencia, por ejemplo…
Nosotros decimos que es muy peligroso vincular migración y refugio con delincuencia. Son temas totalmente distintos, la delincuencia es la delincuencia y quien comete un delito lo comete una persona y no un representante de una nacionalidad. Debemos tener mucho cuidado con los términos. Migrante no es ser delincuente.

¿Cuántos ecuatorianos viven en el exterior?
En un momento dado se consideró que los migrantes ecuatorianos alcanzábamos los 3 millones viviendo en el exterior y la mayoría fuimos por mejorar nuestras condiciones de vida, a trabajar honestamente y no podemos aceptar que seamos comparados a los delincuentes.

¿Hay mucha gente que ha retornado?
Probablemente con la crisis tan fuerte que se ha vivido en los países desarrollados, especialmente EE.UU y Europa, se ha dado un retorno importante de los compatriotas, pero estaríamos hablando de un promedio de dos millones y medio de ecuatorianos todavía en el exterior, de ellos un millón y medio viviendo en EE.UU, otro millón en Europa y otro alto número en países de América Latina.

¿Los ecuatorianos siguen saliendo del país?
En Ecuador no se registra actualmente el alto número de personas que antes salían fuera del país.