Donación de órganos es una oportunidad para salvar vidas

IBARRA. “Gracias a la donación de órganos podremos volver a vivir”, enfatizó Federico Sánchez, que está a la espera de un trasplante de riñón para mejorar su calidad de vida.

Voluntad. La Ley Orgánica de Donación y Trasplante de Órganos, Tejidos y Células en el artículo 29 establece que, en el país, los ecuatorianos y extranjeros mayores de 18 años, al fallecer se convertirán en donantes, salvo que, en vida, hubiesen expresado su voluntad contraria, a través de un formulario que se entrega en el Registro Civil.


Quienes no llenan el formulario, expresan su deseo de convertirse en donantes de órganos y tejidos.
“Con la nueva ley se respeta la voluntad del fallecido… si es así, la autorización del traslado del cadáver se la obtiene de la familia”, comentó Diana Almeida, directora Ejecutiva del Organismo Nacional de Trasplante de Órganos y Tejidos, ONTOT.

Donantes de órganos.Únicamente la persona que sea diagnosticada con muerte cerebral puede ser donante de órganos como corazón, riñones o páncreas.
Narcisa Valdivieso, coordinadora de la Unidad de Trasplante de Órganos del Hospital Eugenio Espejo,  explicó que un donante fallecido por muerte cerebral, con un cuidado adecuado, puede mantener sus órganos con signos vitales, lo que permite realizar el trasplante.

Sobre los tejidos. Cuando el paciente muere por diferentes causas puede ser donante de tejidos como: córneas, piel, huesos, válvulas cardiacas y placenta, que deben ser almacenados en un banco de tejidos para ser destinados a un paciente que lo requiera.
En todos los hospitales y clínicas del país se pueden detectar donantes cadavéricos.
Beneficio. Desde 2007, para las personas que sufren insuficiencia renal, la diálisis es totalmente gratuita.
Las cirugías de trasplante de órganos no tienen costo para las personas que lo necesiten, tras la intervención quirúrgica,  los pacientes son evaluados y reciben medicación gratuita. En Ecuador, con financiamiento estatal reciben diálisis 4 000 personas; de los que 110 son niños y 90 personas están en la lista de espera para un trasplante renal.
Cuatro están a la espera de trasplante de corazón.
Diana Almeida destacó que, con la ley, la actividad de trasplante ha aumentado. Antes de los tres meses del año 2012 se realizaron más de 132 trasplantes de órganos y tejidos, mientras que en todo el año 2011 se practicaron 445.
“Nos sumamos a esta causa de vida porque sabemos que si lo vamos a necesitar, también alguien podrá decir un sí para nosotros”, enfatizó la directora Ejecutiva del ONTOT.