Una donación que beneficia a médicos y pacientes

Ibarra.- 1000 respiradores que beneficiarán a los médicos que trabajan en cuidados intensivos con pacientes positivos de Covid-19 en el hospital San Vicente de Paúl fueron donados por la Prefectura de Imbabura a través del Patronato de Acción Social.

Entrega
Esta entrega se la realizó en un acto formal, y estuvieron presentes los representantes de las entidades correspondientes. Con la entrega se beneficia a pacientes y médicos, son mascarillas con certificación NIOSH que evitan en un 95% la filtración de partículas.

“Son dirigidas para los profesionales que trabajan en cuidados intensivos, un espacio cerrado donde el contagio puede ser mayor”, manifestó Alexandra Flores, médico del Patronato Provincial.

De igual manera, Salomón Proaño, gerente del Hospital San Vicente de Paúl recalcó que es importante que exista la coordinación con las instituciones de la provincia porque permite realizar un trabajo conjunto a favor de la población imbabureña.

Proaño además explicó que la casa de salud a la cual representa cuenta con 700 funcionarios de atención directa con pacientes Covid-19, por lo que será de gran ayuda contar con buenos insumos de protección.

“Agradecemos la donación de estos respiradores, es importante contar en el área hospitalaria con mascarillas que permitan cubrirnos de agentes biológicos, en este caso del Covid-19, con estos implementos estamos garantizando la salud de nuestro personal de salud”, dijo Proaño.

Por su parte, Pablo Jurado, prefecto de Imbabura, indicó que es muy satisfactorio poder ayudar a personas que están en el frente de batalla como son los médicos, enfermeras y todos aquellos que laboran en el área hospitalaria; recalcó que se seguirán realizando las coordinaciones necesarias para ayudar al personal del San Vicente de Paúl que luchan contra esta terrible pandemia.

“Mi saludo fraterno y un enorme agradecimiento para todo el equipo de profesionales que sigue trabajando día a día para salvar vidas”, dijo.