Domingo de Ramos se celebró con menos aforo y virtualidad

El Domingo de Ramos es la celebración que abre las puertas a la Semana Santa o Mayor y también simboliza una de las festividades más importantes para los feligreses católicos, que desde el 2020, han tenido que cambiar la forma de celebrar esta fecha debido a la pandemia.

Desde la Conferencia Episcopal Ecuatoriana se confirmó la realización de varias misas por Domingo de Ramos que fueron transmitidas por redes sociales y por los canales locales. Así ocurrió con la celebración eucarística que organizó para ese día la Diócesis de Ibarra.

El COE nacional también pidió a los 221 municipios que refuercen los controles durante el feriado. Ante esa solicitud, en varios cabildos se han tomado medidas como la prohibición de realizar actos religiosos masivos.

En una reunión mantenida el pasado viernes 26 de marzo, el COE cantonal de Ibarra, con respecto al próximo feriado de Semana Santa, resolvió tomar algunas resoluciones.

El aforo permitido para el transporte público se mantiene en el 50%. Se realizarán controles de aforos y medidas de bioseguridad en unidades de transporte.

Se mantiene el aforo del 30% en todas las actividades que reciban clientes y/o asistentes, el horario de cierre será máximo hasta las 24:00.

Los espacios públicos se mantendrán abiertos con su respectivo control y respeto de aforos (30%) y horarios, y se reforzarán los operativos de control de cumplimiento de la ordenanza que prohíbe el consumo de alcohol en espacios públicos.

Una vez más, inicia la Semana Santa en el marco de una pandemia.