Dolor por muerte de seis bebés

p39f1IBARRA. “La Virgen de Baños nos concedió tener un hijo y ahora le pido que lo tenga en santa paz, se vaya al cielo y esté junto a Dios”, dijo entre lágrimas Luis Quishpe al enterarse que su primogénito nació muerto.

Caso. Henry Fabricio era el nombre del bebé que ayer en un ataúd blanco vestía un terno celeste, una gorra amarilla y un pantalón blanco; su familia lo acomodó con una cobija, para darle cristiana sepultura.
Henry es uno de los tres bebés que murieron por causa óbito fetal (dentro del vientre de su madre), según explicó la directora del hospital San Vicente de Paúl, Yolanda Checa.
También informó que otros tres bebés murieron por prematurez.
Las seis muertes se registraron entre el 24 de diciembre y ayer, en el hospital de Ibarra.
La esposa de Luis Quishpe tiene 32 años de edad y, desde hace cinco años la pareja intentó tener un hijo. El deseo se les cumplió, pero no pudieron disfrutar de su bebé.
Casos. Luis Quishpe dijo que no estaba conforme con la atención en el hospital, pues, según comentó no había el personal suficiente para la atención médica.
Al respecto, Yolanda Checa aseguró que el último feriado había suficiente número de profesionales, tanto en atención de emergencia, como en el área de Neonatología y Centro Obstétrico.
Agregó que la causa de la muerte del bebé fue porque se pasó de tiempo.
Uno de los bebés con prematurez falleció el 31 de diciembre, llegó transferido desde Otavalo.
Además, se registró la atención de un embarazo gemelar. La madre de los bebés llegó desde Cotacachi. Sus dos hijos murieron, el uno prematuro y, el otro en el vientre. En otro caso, una mujer padecía preeclampsia grave; su hijo también nació prematuro y murió.
“no hay bacterias”. Yolanda Checa descarta totalmente un problema de bacteria que afecte al área de Neonatología o al Centro Obstétrico.
Aseguró que tampoco existe algún riesgo de epidemia. “Podemos demostrar que se hizo todo lo que teníamos que hacer” y no hubo ningún tipo de negligencia, precisó.