Docentes exigen al Gobierno mediante un plantón pacífico

En todo el país, ayer, docentes principalmente que pertenecen a la Unión Nacional de Educadores, UNE, realizaron un plantón exigiendo el no recorte del presupuesto para el sector del magisterio.

En el caso de los docentes de Imbabura, ellos se concentraron en el sector de El Obelisco, un sitio que últimamente ha sido usado por colectivos sociales y gremios para hacer conocer su rechazo a las medidas tomadas por el Gobierno central.

Ex dirigente.
“En esta mañana los maestros de la provincia de Imbabura nos hemos convocado para realizar un plantón ya que en este momento se está desarrollando la audiencia en la Corte Constitucional, por cuanto la UNE puso una demanda por la reducción de los salarios en el magisterio”, dijo Jaime Villacís, expresidente de la UNE en la provincia de Imbabura y quien también formó parte del plantón, ayer, en horas de la mañana.

Es hora de estar unidos yo pienso que frente a los actos de corrupción a nivel nacional, la única salida para el futuro es que el pueblo dirija al pueblo”, dijo Villacís.

Algo más que preocupa.
“En Imbabura existen maestros que no han podido llegar con la educación a los sectores rurales, especialmente. Desde el Ministerio de Educación se dio la disposición que ningún estudiante podía perder el año el año, por estas condiciones, pero la educación ha disminuido, más bien se ha centrado el trabajo del maestro en llenar planificaciones, a enviar por WhatsApp y hacer seguimiento a los estudiantes que tienen conectividad.

Se espera que se refuerce la educación que en esta época de pandemia no se pudo hacer mucho…”, dijo Villacís.

En Quito.
“Por los Guagua – Centros, nadie se cansa, por la educación, nadie se cansa, contra la corrupción, nadie se cansa gritaba ayer en Quito un grupo de maestros que también se sumó a la convocatoria realizada en todo el país.

Estos plantones y marchas tienen relación con las medidas económicas, anunciadas el pasado 19 de mayo del 2020 por el presidente Lenín Moreno, que incluyen una reducción de una hora diaria en la jornada laboral de profesores de planteles fiscales. Eso implica una disminución de 8,33% mensuales.

El Mandatario dijo, en aquel entonces, que “las pérdidas por la crisis, producidas por el covid-19, alcanzaron niveles nunca vistos en la historia del país. Se han perdido 150 000 empleos. Y el Estado ha dejado de recibir USD 12 000 millones. Tomamos decisiones para evitar más daño en la salud, en lo económico y en lo social”.

De su parte la ministra de Educación, Monserrat Creamer, se hizo eco de esas palabras de Moreno y dijo que todas las decisiones responsables y con énfasis en el bienestar social y económico de los ecuatorianos son favorables.