Docentes esperan una mejor atención

Ibarra. Nombramientos definitivos, jubilación sin trabas, capacitación y actualización gratuita, reapertura de alrededor de 6 000 escuelas comunitarias, estas y otras peticiones más solicitan los maestros que conforman la Unión Nacional de Educadores (UNE).

El martes 20 de noviembre, en horas de la tarde, un grupo de docentes realizó plantón hasta la Gobernación de Imbabura, con la finalidad de entregar a esta entidad la solicitud de peticiones.

Sandra Ibujés, docente de la Unidad Educativa Víctor Manuel Guzmán, forma parte de la UNE y explicó que solicitan la recategorización del magisterio, algo que todavía no se lo ha hecho y que durante todos estos años han sido parte de algunas trabas.

El alza salarial, es otra de las peticiones que hacen los maestros, “como lo establece la Constitución y que en estos 10 años no ha existido”, mencionó Ibujés.

Además, indicó que frente a la crisis económica que existe en el país quieran reducir el monto del presupuesto, “creemos que el dinero que se invierte en la educación no es un gasto”.

Ibujés mencionó que en estos últimos años algunas instituciones educativos no han recibido ningún beneficio en cuanto a la infraestructura.

Según la docente, el beneficio ha sido solo para las instituciones del Milenio, como para dos que están ubicadas en la provincia y que según Ibujés, acogen a un número pequeño de estudiantes.

Sandra Ibujés dio un ejemplo de su institución, donde trabaja en el ambiente 2 en la Campiña, aquí brinda sus servicios de docencia a 23 estudiantes y ha recibido solo ocho kits. Aseguró que desde el Distrito ha recibido la autorización de que un grupo de tres niños trabaje con un texto, algo que para ella es imposible porque “estamos desarrollando la motricidad fina y hasta el momento nos han dicho que tal vez, para el próximo año van a entregar los textos”.

Varias son las necesidades en la educación que por eso solicitan, que en lugar de rebajar el presupuesto para se cumpla con lo que se establece. Además, señaló que aún existen trabas para los maestros que quieren jubilarse.