Hubo agresiones y no se respetó el distanciamiento en la plaza de Ponchos

Otavalo.- La convocatoria para socializar los protocolos de bioseguridad realizada por la asociación Interprofesional de Maestros y Operarios dela Plaza de Ponchos, planificada para ayer, concluyó con agresiones verbales a los medios de comunicación y una marcha que no cumplió con el distanciamiento social.

La convocatoria
La mencionada asociación tenía previsto retomar las actividades en la feria artesanal este lunes, sin que el COE cantonal haya aprobado el plan de contingencia que presentaron la semana pasada. La noche del sábado, por la red social Facebook, informaron la suspensión de esta decisión ‘por recomendación del Distrito de Salud’., e invitaron a la socialización de los protocolos de bioseguridad, evento que estaba programado para las 08H00 de ayer.
A esa misma hora, la comisión provisional que representa a 11 sectores de la Plaza de Ponchos, con el apoyo del municipio de Otavalo, tenía previsto dar a conocer sobre la organización y distribución alternada, propuesta que lleva adelante la organización.

Asociación
Los dirigentes de la asociación encabezada por Alberto Vega, vieron con molestia la presencia de personeros municipales y de la comisión provisional y exigieron al secretario del COE cantonal, Marcelo Burbano, que se dirija a los asistentes a su convocatoria.
En su intervención Burbano habló de la práctica irregular que se realiza en la Plaza de Ponchos en donde algunas personas arriendan sus puestos a otros comerciantes, además aseguró que “el miércoles, en una reunión de la mesa técnica 6 de COE, se decide el día en que se abre la Plaza. Estamos listos para eso, pero necesitamos determinar los nombres de las personas que están saliendo para que sean ellos los que ordenadamente salgan”. Estas declaraciones molestaron a los seguidores de la asociación de Vega.

Protocolos
Dos funcionarias del Ministerio de Salud llegaron hasta la Plaza de Ponchos a brindar la capacitación sobre medidas de bioseguridad para los comerciantes. A pesar de la insistencia de las profesionales, los asistentes no respetaron las medidas de distanciamiento. Las profesionales dieron a conocer la importancia del uso correcto de la mascarilla, uso de gel o alcohol y el lavado de manos, entre otras medidas necesarias para frenar el avance de la pandemia.
Amenazas y agresión
Un ciudadano identificado como Alejandro Túquerrez, quien apoya la iniciativa de la asociación que representa Vega, no permitía que una funcionaria municipal realice su trabajo en la Plaza de Ponchos.
La funcionaria estaba dialogando con dos mujeres que estaban preocupadas por la apertura de la Plaza y el mencionado ciudadano, en idioma kichwa amenazó a las comerciantes. Al escuchar esto, el reportero de este medio abordó a Túquerrez y éste, cegado por la ira, intentó agredirlo físicamente.
Desde el parlante, los directivos de la asociación minimizaron la agresión e intentaron que no se entreviste a otras personas que no pertenecen a esta organización. La jornada concluyó con una marcha en donde tampoco se respetó el distanciamiento.