Discusión y malestar en el Concejo Municipal de Otavalo

Otavalo. Luego de que los concejales expresaran sus sugerencias y opiniones sobre el tema de la elección de la Vicealcaldesa, en la sesión extraordinaria que fue suspendida, inició una disputa entre los mismos concejales.

En unos minutos de reflexión que fueron otorgados por el alcalde Mario Conejo, la concejala Sandra Guevara se refirió a las palabras emitidas por Aida Marcillo y Paolina Vercoutére, quienes mencionaron que el Alcalde y Procuraduría Síndica debieron cumplir con el fallo de la sentencia, “en este momento quien hubiese sido electa vicealcaldesa, hubiera quedado nuevamente como una burla ante la ciudadanía, porque el fallo de la Corte Provincial ha sido a favor de lo sucedido el 15 de mayo de 2019 en la sesión inaugural”.

Asimismo agregó que a la ciudadanía no le interesa “que estemos en esta continua pelea por el poder. Yo pienso que a la ciudadanía, sobre todo a las parroquias y comunidades lejanas, le interesa el trabajo, la satisfacción de sus múltiples necesidades”, añadió Guevara.

Refiriéndose nuevamente a las dos concejalas Vercoutére y Marcillo, dijo que “han sido las únicas que han estado en los medios y lo que han hecho es hacernos quedar mal, diciendo que no somos cumplidores”, señaló.

Para concluir con su intervención mencionó: “por favor, queremos ya en la municipalidad una cultura de paz y convivencia armónica”.

Paolina Vercoutére también indicó que ha habido la lucha por el tema de paridad, pero aclaró que en ningún momento han descuidado el trabajo como concejalas.

“Tengo absoluta claridad de ello, voy por el oficio quizá número 68 dirigido al señor Alcalde y el 5 % ha sido respondido”. De la misma forma, precisó que ha hecho propuestas, aportes y ha solicitado información para el tema de fiscalización.

Importancia. El concejal José Quimbo también manifestó que cuentan con una ordenanza que reglamenta la organización y funcionamiento del Concejo municipal, donde hay ciertos artículos que regula la duración de las intervenciones por alusión. “Pero más me parece que es un adorno en estos escritorios, aquí no hay direccionamiento contra nadie. Si se tratara de estar entablando plática, eso induce a ciertas situaciones de incomodidad, nosotros somos un cuerpo colegiado, señor Alcalde”, acotó.

Por lo tanto, solicitó que hagan uso de la ordenanza, “caso contrario está muy fácil salirse del tema, hablar de otras cosas y eso genera cierta situación”. Marcillo en cambio, señaló que la voluntad es aportar “con un granito de arena para que el cantón sea intercultural y se vayan ejerciendo los derechos establecidos”.