Discursos en la Asamblea de la ONU

Los jefes de Estado siempre esperan esta tribuna, la mayor que tiene el mundo de la política internacional, para hacer escuchar su voz, sus ideas políticas, sus programas de gobierno y sus apoyos a iniciativas y reclamos de otros países. M. Abbass, Presidente Palestino, defendió con entereza la posición de su país, todavía excluido como Estado de la mayoría de organismos mundiales, por el constante bloqueo que Israel y EE. UU realizan en los mismos. Su voz se oyó fuerte para indicar que dejarían de reconocer al Estado de Israel, mientras éste no reconozca también su condición de Estado a Palestina, por resolución de la ONU, hace 51 años. Reclamó que el estado judío se reduzca a los límites establecidos en 1967 y permita así a su país también fijar los suyos para que no se sigan produciendo invasiones de los colonos israelíes. Urgió a la Asamblea porque se exija a Israel el cumplimiento de decenas de resoluciones en favor del pueblo palestino, de las cuales el Estado Judío hace caso omiso. Habló también de la Ley Racista que acaba de aprobar Israel, que da derechos solo a los Judíos, excluyendo a un 20% de árabes que viven en ese país, una Ley tipo Apartheid como la que hubo en Sudáfrica antes de Mandela.Contrasta este discurso en su forma y contenido con el del presidente Lenin Moreno, que habló coloquialmente como si estuviera ante un grupo de personas a motivar y no ante el máximo foro mundial, que reqjuiere elocuencia y contenidos políticos que sean del interés de los delegados y jefes de Estado.