Dirigentes piden nuevas elecciones

pag-7Franklin Guerra y Cristina Guerra, dirigentes del Club Maracaná, uno de los que impugnó la designación de Gonzalo Proaño Albuja como presidente reelecto de Liga Deportiva Cantonal Otavalo, se mantienen en su posición, porque, según ellos, “se violentaron algunos artículos de ley y procedimientos” para la convocatoria al proceso eleccionario en la matriz del deporte otavaleño.

“NUEVA ELECCIÓN”
Los dirigentes del Maracaná, que ayer estuvieron en radio Los Lagos, al exigir una nueva elección, citaron algunos artículos que se inobservaron, entre ellos el que se refiere a la calificación de acreditaciones para designar a los delegados del proceso eleccionario que debían estar convocada con mínimo 24 horas, “pero si leemos la convocatoria a la asamblea general de LDCO, se habla en el primer punto del orden del día, calificación y acreditaciones, es decir que esta acción se dio momentos antes de la asamblea extraordinaria”, dijo Cristina Guerra.

DIRECTORIOS
El presidente reelecto Gonzalo Proaño, dijo a EL NORTE que “esa impugnación a su reelección no tiene ni pies ni cabeza”, a lo que la señora Cristina Guerra, afirmó que no es así y que están basados en un instructivo vigente.
Igualmente Proaño Albuja, en esa misma entrevista, dijo que primero las instituciones que impugnan, deben tener calificados sus directorios, ante lo cual la señora Guerra, indicó que “no es solo el caso de los clubes que impugnamos, sino que hay otros como el club Unión y el de Pelota de Mano que no tienen legalizados su directiva y sin embargo constan en el directorio actual de Liga Deportiva Cantonal Otavalo”.
Es más, agregó, el estatuto exige que los clubes hagan actividad por espacio de cuatro años, pero los clubes nombrados no han hecho actividad durante ese tiempo, según un informe del departamento técnico.
Nosotros no nos presentamos porque no quisimos incurrir en los mismos errores, señalaron, al justificar porqué no fueron a la asamblea en que fue reelecto Gonzalo Proaño.