Dirigentes del club Huracán exigen que devuelvan la sede en Otavalo

Otavalo. El presidente del Club Deportivo Básico Barrial Huracán, Daniel Champutiz, exige que la municipalidad devuelva las instalaciones de la sede social del club en donde se construyó el refugio para canes abandonados.

Situación. Hace poco más de un año, según Champutiz, agentes de control municipal encabezados por el comisario municipal, desalojaron las instalaciones del club por, según el dirigente, estar abandonado. Champutiz aseguró que la sede social nunca estuvo en abandono y, junto a otros socios del Huracán, exigió que se les devuelva las instalaciones que el municipio les entregó en calidad de donación en la administración de Fabián Villareal.

Sede social. En un informe de la municipalidad se asegura que se invirtieron a78 601 dólares en la adecuación y construcción de áreas de refugio de fauna urbana que servirán para el alojamiento de perros abandonados. En el comunicado se manifiesta también que el refugio tendrá espacios para atención veterinaria, alimentación, aseo y estadía de los canes. Champutiz aseguró, con un documento emitido el 13 de marzo de este año por el Gobierno provincial de Imbabura, que el municipio no cuenta con el permiso ambiental respectivo para esta construcción.

El club Huracán inició, hace más de un año, un proceso judicial para tratar de recuperar las instalaciones de su sede social, en donde invirtieron 54 378 dólares en la construcción de su sede social.

Actualmente, según Champutiz, el proceso se encuentra en la etapa de ‘lo contencioso administrativo y aún no e ha resuelto el tema’. El procurador síndico de la municipalidad Cristian Espín, aseguró, extraoficialmente, que jurídicamente, todo está a favor del municipio.