Director del HSLO desmiente que haya insumos de ‘mala calidad’

Con implementos que no cumplen las normativas de calidad para evitar un contagio estarían trabajando las enfermeras del Hospital San Luis de Otavalo (HSLO) en el área destinada para pacientes positivos y altamente sospechosos de Covid – 19, así lo dio a conocer una funcionaria de la casa de salud que pidió no ser identificada para evitar inconvenientes supuestos.

“El problema tiene cerca de dos meses. Las donaciones que ha recibido el hospital son de trajes de mala calidad. Son mascarillas que no son confiables, y visores que cuestan 80 centavos que se dañan con el uso. El hecho de trabajar en un área cerrada y no contar con las prendas de protección adecuadas es practicamente lanzarse al suicidio.

La mascarilla se la debe utilizar, máximo dos veces, pero como nosotros no tenemos esa mascarilla le hacemos servir hasta 15 días o un mes. Ya tenemos cuatro personas que se contagiaron”, dijo la denunciante.

Respuesta del hospital
Juan Echeverría, director del hospital, aseguró la institución ha garantizado que “todo el personal, conforme a la disposición de las áreas, cumpla con el uso de las prendas de seguridad.

El hospital cuenta actualmente con mascarillas KN95 que cumplen con una filtración del 95% y cuentan con la debida certificación. Las batas y trajes también cuentan con las mismas especificaciones técnicas según las recomendaciones de la Organización Mundial de la salud”, explicó el director.

El hospital tiene un registro con el que se asegura la entrega de los equipos de protección para todo el personal. Las enfermeras rotan por el área de Covid – 19 una vez al mes.
“Diariamente entregamos 8 mascarillas KN95. Semanalmente se consumen 56, solo en el área de emergencia”, explicó Carmen Cabascango, responsable de cuidados de enfermería de la casa de salud.