Diplomacia y racismo

raul-amaguanaLamentable el episodio callejero suscitado el mes pasado en la ciudad de Lima, entre el entonces embajador ecuatoriano en Perú, Rodrigo Riofrío y dos mujeres peruanas. Como diría alguien “para muestra basta un botón”, esta es la clase de funcionarios con los que cuenta nuestro cuerpo diplomático, que nos representa a los ecuatorianos en el exterior.La caballerosidad y la diplomacia debían primar en cualquier situación desagradable, incluso en caso de ser agredido por una “dama”; pero esto no sucedió, sino más bien se hizo un escándalo internacional.

Pero la trivialidad y la falencia diplomática en este caso, no se remitió solamente a este hecho, sino también a las esferas más altas del gobierno nacional; nos dejó muy sorprendidos la actitud del Canciller y la del propio Presidente de la República, quienes ante las evidentes pruebas del altercado, no debieron dudar en retirar inmediatamente al embajador ecuatoriano; pero no, aprovecharon la oportunidad para de una manera poco responsable, convertir casi el asunto, en un incidente internacional.

Insinuando incluso hasta el punto de prohibir el retorno a Quito del Embajador peruano, en respuesta a la imposibilidad de retorno a Lima de nuestro embajador. Según una de involucradas en la pelea, Cristina Castro; Riofrío habría dicho: “Así son estos peruanos, ignorantes, por eso es que este país no avanza, porque está lleno de indígenas”.

Si realmente dijo esto, se evidencia una expresión totalmente racista que denigra a los pueblos indígenas de América, y esto debería ser condenado no solamente por las autoridades, sino por la sociedad ecuatoriana en su conjunto, que se jacta en este tiempo de pluricultural y  diverso. Si dijo o no lo dijo, queda claro el deprecio colonialista a los indígenas, que aun sobrevive en nuestras sociedades.

Qué pena. Enhorabuena que entre los dos países, la cordura y la razón predominaron frente a este tema, para dejar en finiquito este incidente que pudo macular las excelentes relaciones, que después de siglos se pretende construir con nuestro vecino país del sur. 

Raúl Amaguaña Lema.
raulamaguana@gmail.com