Dios nos guarde

pedro ramirezDe acuerdo a la Ley toda construcción pública o privada debe obtener un permiso de construcción, así construyan armatostes como los existentes a lo largo de  vías de acceso a Otavalo,  ¿qué dice la Ley, el Reglamento, la Ordenanza sobre  contaminación visual, ambiental? Parecería que muy poco se  legisla al respecto.

Ciudadanos ecuatorianos con derecho y al amparo de  leyes han decidido invertir en un proyecto inmobiliario en Otavalo, adecuado para ellos y familiares en un  sitio con  hermosa vista panorámica al Lago San Pablo, al volcán Imbabura, a la ciudad de Otavalo, etc., para ello necesitan aprobar planos bajo régimen de propiedad horizontal, este régimen  especial  tiene su  Ley porque a falta de áreas edificables en determinados sectores este régimen lo solventa. Así funcionan conjuntos habitacionales, casales, cabañas, etc. Para obtener el permiso de construcción en propiedad horizontal y bajo  términos municipales el trámite duraría un mes y algo, pero en la práctica lleva meses. La  posible omisión de la Ley de Propiedad Horizontal  hace que se quiera colocar en un mismo saco las desmembraciones y propiedad horizontal y con este argumento   dar largas al asunto, para variar los documentos deben pasar por un departamento jurídico municipal de Otavalo donde una rutinaria revisión de formalidades pasa a ser una rigurosa y demorosa revisión, ¿un departamento jurídico  no está para solventar   problemas  especialmente en  un régimen especial de propiedad?, incluye severa “advertencia” al departamento técnico que si por alguna razón omite algún requisito, ni siquiera será considerada la carpeta de algún infortunado usuario, ¿un departamento jurídico está para advertir o amedrentar a otro de la misma institución, cuestionar informes, vincular lo jurídico a lo técnico?, ¿un funcionario  público decide a quién  presta un servicio público y a quien no? Judicialmente es vinculante al  funcionario y a la institución pública el Art. 54 de la Constitución vigente, por servicios  públicos deficientes. 

 

Pedro Manuel Ramírez

      pm_ramirezt@hotmail.com