“Dios iluminó a Ortiz pues Corozo es el que tapa penaltis”: técnico de Delfín

Manta. El técnico del Delfín, el argentino Fabián Bustos, aseguró este domingo que “Dios iluminó” al portero Pedro Ortiz, al que iba a cambiar por Dennis Corozo, que es el que ataja los penaltis.

“Íbamos a cambiar a Ortiz para que ingresara Dennis Corozo a la definición del título por penaltis, porque durante los entrenamientos estuvo muy bien en este aspecto, pero no pudimos hacerlo”, resaltó Bustos.

Ortiz atajó tres cobros desde los 12 pasos y Delfín se impuso por 2-1 en esta instancia tras el empate 0-0 en los 90 minutos reglamentarios, lo que dio al equipo ‘Cetáceo’ su primer título de la liga ecuatoriana de fútbol.

Según el técnico, “la especialidad de Ortiz no es atajar penaltis, pero miren lo que es la vida, Dios lo iluminó en este día, además él se lo merecía por todo lo que ha vivido”.

El entrenador argentino añadió que el nivel futbolístico que mostró su equipo este domingo no es el que sirvió para llegar a la final, con el que transformó el estadio Jocay en un verdadero fortín durante la temporada.

“No fue nuestro mejor partido futbolísticamente hablando, como sí se mostró durante el año, que resultó espectacular, disputando dos finales. En la anterior, por la Copa Ecuador, nuestro nivel futbolístico fue mejor, me quedo con ese, pero hoy ganamos esta final y el título”, dijo.

Bustos expresó que su celebración por el inédito título del cetáceo durará hasta mañana, porque de inmediato se vinculará con el club guayaquileño Barcelona.

“Estamos cerrando una gran temporada, con un gran grupo de jugadores que dejó todo en la cancha, con José Delgado, presidente de Delfín, que es el mejor presidente que he conocido, pues ha entendido que ahora debo pasar a Barcelona, en otra linda oportunidad que me brinda la vida”, aseguró.

Bustos se convirtió hoy en el segundo estratega argentino en romper la hegemonía y superioridad de los clubes de Guayaquil y Quito, tal como lo hizo su compatriota Julio ‘Turco’ Asad con los títulos del 2000 con Olmedo de Riobamba y del 2004 con el Deportivo Cuenca.