Dio vida al cementerio

pag14f1El cementerio de Tulcán, declarado Patrimonio Cultural del Estado Ecuatoriano en 1984, por sus esculturas en verde, realizadas por José María Azael Franco, es uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad.

 

dos partes. La escultura en verde de este cementerio consta de dos partes: el “Altar de Dios”, que es por lo que fue declarado patrimonio nacional, y el “Parque de los Recuerdos”, cuyas esculturas fueron realizadas por Lucio Reina García, quien, actualmente, muestra orgulloso su trabajo a quienes visitan este lugar.

inicio. Reina asegura que el “Parque de los Recuerdos” fue parte de una modernización, que realizó el Municipio de Tulcán en 1987. “Hubo un reordenamiento de tumbas y siembra de ciprés. Con varios compañeros sembramos las plantas y, por más de diez años, me encargué de cuidarlos y, poco a poco, fui dando forma a figuras precolombinas, que hoy podemos observar”, dijo Reina.

proceso. Luego de tres años de haber sembrado las plantas, empezó el trabajo de dar forma a las plantas. “Quitamos las que no servía y, poco a poco, durante ocho y diez años, terminé de dar forma a las 300 esculturas en verde, que forman parte del ‘Parque de los Recuerdos’, la parte más nueva del cementerio de Tulcán”, explicó Reina, quien actualmente labora como fotógrafo en este sitio turístico de la ciudad fronteriza.