Dile adiós a los vellos

bellezaIBARRA. Ahora la ciudadanía ibarreña cuenta con un nuevo método para decirle adiós a los vellos. Se trata de la depilación definitiva, un tratamiento eficaz que te permitirá lucir una piel suave y tersa en poco tiempo.

En qué consiste. El tratamiento de depilación definitiva con luz intensa pulsada (IPL) es un procedimiento que calienta a 70º centígrados y que no produce ningún tipo de dolor. El secreto de este tratamiento es la tecnología basada en luz que apunta y destruye las células capilares responsables del crecimiento de los vellos. Este proceso permite que desaparezcan cualquier tipo de vello en la piel en solo unas pocas y simples sesiones dependiendo del tipo de piel.

El tratamiento. Este procedimiento se puede realizar tanto en hombres como mujeres. Antes de empezar con la depilación definitiva se realiza una previa cita en donde se procede a un diagnóstico para determinar el fototipo de piel, esto quiere decir el tipo de piel ya sean claras y obscuras, a demás del tipo de vello. Posteriormente se limpia con un gel antiséptico la piel las zonas donde se aplicará el tratamiento. Tanto el paciente como quien realiza este proceso deberán estar debidamente protegidos la vista. Un proceso que dura de 15 a 20 minutos, sin utilizar gel conductor, que no causa ningún dolor y ni contraindicación.

Recomendaciones. Este tratamiento debe realizarse en tres sesiones por semana dependiendo del tipo de piel y vello. Luego de la depilación debe utilizar un protector solar para que cuide su piel. Un procedimiento que pueden realizarse cualquier tipo de persona que no presenten cuadros de epilepsia, embarazo o estén en lactancia.

Beneficios. Entre los beneficios que tiene la depilación definitiva están los siguientes:
– Excelentes resultados de larga duración.
– Las sesiones del tratamiento son rápidas, pueden durar solo unos cuantos minutos.
– Solución ideal para retirar el vello de áreas grandes.
– Tratamientos sin molestias que no requiere tiempo de recuperación.

Para recordar. Una vez que el paciente se realice este tratamiento debe acudir para un chequeo dos veces al año. También debe realizar los cuidados de su piel con protector solar y tomar mucho líquido. Este es un procedimiento muy seguro que no cuenta con ninguna reacción y que podrá dar varios resultados positivos a las personas que permitirá evitar las molestias que causa el afeitarse a diario y con poco tiempo de duración.