2020: un año difícil para los Gobiernos locales

IBARRA.- El día de hoy, las autoridades del Gobierno Autónomo Descentralizado (GAD) parroquial rural de Angochagua, realizarán la rendición de cuentas de la gestión desarrollada durante el periodo fiscal 2020.

Rosa Colimba, presidenta del GAD Angochagua, señaló que “2020 fue un año duro, primero con motivo del paro y luego por la llegada de la pandemia”, situaciones que obligaron a disminuir el accionar de los gobiernos locales por un tiempo. A esta situación, se suma los recortes presupuestarios que han sufrido los GADs, lo que ha llevado a las autoridades a realizar una gestión más intensa para conseguir recursos. En el caso de Angochagua el presupuesto se ha disminuido en alrededor de 20%.

A pesar de las dificultades, desde el GAD Angochagua se ha trabajado para gestionar, mediante convenios, los recursos necesarios para ejecutar las obras que requiere la parroquia.

Colimba explicó que en el tiempo de pandemia, el presupuesto destinado a las fiestas parroquiales fue asignado para la emergencia sanitaria; “así se ayudó con insumos de bioseguridad y kits de alimentación, especialmente a la población adulta mayor que se encuentran en situación vulnerable”.

Además, a través de un convenio con el MIES se brindó atención domiciliaria a 300 adultos mayores aproximadamente.

En las comunidades de Angochagua se cultiva principalmente semillas de ciclo corto como maíz, papa cebada y trigo. Para complementar estos alimentos, se firmó un convenio de soberanía alimentaria con UNICEF, para la implementación de 280 huertos de hortalizas en los momentos más críticos de la pandemia.

Además, 46 familias se han beneficiado de un convenio con el Gobierno Provincial, donde se entregó semillas de ciclo corto como arveja, haba, chocho y gallinas ponedoras, además de ejecutar un plan de capacitación.

Angochagua, es un lugar bendecido con una biodiversidad que atrae al turismo. Para Colimba, este sector ha sido uno de los más afectados; sin embargo, empieza a reactivarse poco a poco con la variada oferta gastronómica y los atractivos culturales, productivos y artesanales.

Una ventaja es que hoy la gente prefiere visitar sitios alejados de aglomeraciones y Angochagua es un destino seguro para hacer turismo en medio de la naturaleza y el aire puro. Desde el GAD se apoya con maquinaria para que las vías permanezcan limpias para los visitantes.