Diferencias que se evidencian en gobiernos municipales de Imbabura

En los gobiernos municipales de Antonio Ante, Ibarra y Pimampiro son evidentes los impasses que se han venido gestando entre las principales autoridades municipales.

Cuando en mayo de 2019 se posesionaban, ofrecieron actuar en equipo para responder a las necesidades de sus jurisdicciones, pero con el pasar de los días las diferencias se han acentuado y el rompimiento político y la pérdida de confianza entre los mandatarios municipales ya genera comentarios e inquietud en las cámaras edilicias y en la propia población que ha expresados sus puntos de vista, principalmente a través de las redes sociales.

En Antonio Ante
En el GAD de Antonio Ante, el rompimiento entre el alcalde Rolando López y la vicealcaldesa Paulina Cadena se hizo evidente cuando ella hizo pública una carta en su Facebook, indicando su malestar al ser marginada de la planificación de las festividades de su cantón.

Desde ahí y hasta la presente fecha las posiciones contrarias se han radicalizado, a tal punto que Paulina Cadena ha realizado varias observaciones del accionar del alcalde respecto a la adquisición de kits alimenticios, del amonio cuaternario y del papel que cumplen ciertos funcionarios de la actual administración.

En ese marco de cosas han trascendido intervenciones públicas que ha conducido, incluso, a denuncias judiciales, principalmente entre la vicealcaldesa y el exgerente de la Empresa Municipal de Agua Potable, Emir Vásquez.

En Ibarra
El primer episodio de la controversia entre la alcaldesa Andrea Scacco y el vicealcalde Marco Antonio Hadathy se produjo en la diferencia de criterios respecto a los terrenos productivos de El Trapiche. En varias ocasiones, el vicealcalde también en las sesiones de Concejo, ha pedido respeto y tranquilidad a la alcaldesa, quien en ocasiones ha hecho uso de su palabra para observar duramente las expresiones o análisis que han hecho los concejales “de oposición” sobre temas de la ciudad.

Más diferencias se observaron en la sesión de hace 15 días en las que el vicealcalde convocó a sesión de Concejo cuando Andrea Scacco estaba bajo tratamiento médico por ser afectada con la Covid-19.

La alcaldesa Andrea Scacco reclamó por no tener respeto a su condición de salud. “No sean malas personas, aprendan a respetar la vida de la gente, ya se pasan, cómo pueden ser así”, dijo sorprendida por la convocatoria.

Esas expresiones hizo que Marco Antonio Hadathy, intervenga y diga: “malas personas nosotros no somos… a mí no me va a tratar así, estamos haciendo una reunión para hacerle llegar un documento pidiendo que se nos respete, de manera que usted no nos va a amenazar”.

Haga el favor de respetarnos y se respetará también su condición, dijo Hadathy, al reclamar a la alcaldesa que ni siquiera avisó que tenía Covid “para nosotros también protegernos”, dijo la segunda autoridad municipal de Ibarra.

En Pimampiro

Una situación preocupante vive Pimampiro en donde se observa la incomodidad de la vicealcaldesa Ximena Armas “por el incumplimiento de los ofrecimientos” del alcalde Armando Chávez. A mi se me ha calificado de mentirosa, dijo Armas en una sesión, al acotar que “el Ecuador le conoce a Pimampiro porque ganó la oferta más mentirosa de todo el tiempo de cantonización USD mil millones para el cantón ¿y a mi me dice mentirosa?”