Diabetes, un mal que se previene

Ibarra. 3 000 casos de diabetes se registran en la zona 1, mientras que en Imba-bura hay 699, según cifras de la Coordinación Zonal de Salud.

A nivel mundial esta enfermedad está presente en alrededor de 425 millones de personas, así lo indica la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Como cada año, el 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes con el objetivo de concienciar sobre la enfermedad, dando a conocer las causas, los síntomas, el tratamiento y las complicaciones asociadas.

En 2017, el Hospital San Vicente de Paúl (HSVP) registró a 248 pacientes hospitalizados y hasta la fecha hay 194.

Edisson Ayala, médico internista de esta casa de salud, explicó que la enfermedad tiene múltiples causas y se caracteriza por una elevación de la azúcar en la sangre que a su vez, puede generar daños de manera aguda o crónica.

“Lo más importante es el involucramiento que debe tener la familia en el manejo y el control de las personas que padecen esta enfermedad”, aseguró el doctor Ayala.

Sin síntomas. El médico indicó que hay personas que sin tener antecedentes hereditarios de diabetes tienen un perfil de obesidad y este es un factor para que el paciente en un momento de su vida, pueda sufrir este problema de salud.

Además, señaló que la diabetes se caracteriza también por ser asintomática y al no tener síntomas, pocas son las personas que acuden a un control diabético.

“Lo más importante es que podemos prevenir, modificar, retrasar el aparecimiento de diabetes a través de lo cambios de estilo de vida como una buena alimentación y ejercicios”.

El papá de Rosa Moreno, Pedro Moreno, es diabético. Su hija comentó que hace un año le diagnosticaron la enfermedad, “mi papá tenía dolor de cabeza, acudimos al hospital y desde hace un año le atienden y está estable”. Ensaladas y verduras es la alimentación principal de su papá. Rosa recientemente se hizo un control para descartar la enfermedad.

Coordinación. Una de las estrategias principales del Ministerio de Salud Pública es trabajar en la prevención y promoción de la salud. Según Gonzalo Jaramillo, coordinador zonal, de 2 millones 500 mil atenciones realizadas entre enero y septiembre de 2018, el 66% fueron relacionadas con promoción de salud y prevención de la enfermedad, mientras que el 34% fue de morbilidad, es decir, personas enfermas.

“Estamos en el sendero correcto de fortalecer la atención primaria de salud que significa promoción, prevención, curación y rehabilitación, es un cambio cualitativo de la salud ecuatoriana”, aseguró Jaramillo.