DEVIF, 24 años de trabajo en contra de la violencia intrafamiliar

Ibarra. En Ecuador, 2 de cada 5 mujeres han sufrido algún tipo de violencia física, 1 de cada 2 mujeres han sido víctimas de violencia psicológica y 1 de cada 4 mujeres han vivido violencia sexual.

Las estadísticas ha obtenido el Departamento de Violencia Intrafamiliar de la Policía Nacional en lo que va del 2018. Esta dependencia es la encargada de investigar las infracciones de violencia contra la mujer o miembros del grupo familiar y de notificar y ejecutar las medidas de protección a víctimas y procesados.

La entidad cumple 24 años de trabajo en el país y en la provincia de Imbabura son parte de ella 11 servidores policiales y un oficial.

Vocero. Carlos Rodríguez, jefe del DEVIF en Imbabura, señaló que la provincia cuenta con personal para realizar las investigaciones, notificaciones de medidas de protección y apoyo a las víctimas, y así determinar las agresiones.

El oficial comentó que, durante el programa de aniversario de la unidad, se entregará un reconocimiento a Mónica Fuentala y Maura Rosero, agentes que están trabajando para erradicar la violencia intrafamiliar por más de 15 años.

Reconocimiento. Durante la ceremonia también se felicitará a Santiago Mena, agente policial que ha obtenido los mejores resultados, en lo que va del año en la provincia, en torno a investigaciones, concurrencias al lugar, notificaciones y salida de los agresores de los núcleos familiares.

“Es un evento para dar un aliciente a los compañeros, ya que no todo el tiempo se trabaja de forma administrativa, aquí también se labora en el tema psicológico porque absorbemos lo que exponen en cada caso que llega, y ellos son padres, madres, esposos, amigos y consejeros y el trabajo muchas veces afecta su lado psicológico”, agregó Rodríguez.

Denuncias. La ciudadanía debe conocer que la violencia intrafamiliar debe ser atendida por todos los policías del país, independientemente al servicio que pertenezca.

Una llamada al ECU 9-1-1 es suficiente para que agentes asistan al delito flagrante de violencia en cualquier parte del territorio.

Si las víctimas no pudieron llamar o se sienten afectadas, deben acudir al Consejo de la Judicatura a colocar la denuncia de forma gratuita. Dos juezas especializadas en violencia en Imbabura transfieren los casos al DEVIF para la investigación policial y la entrega de notificaciones al presunto agresor, para que tenga conocimiento del hecho y no vuelva a cometerlo, porque la reincidencia es un delito.

Cifra. Rodríguez también informó que la violencia intrafamiliar en el país es fuerte y que Imbabura ocupa el cuarto lugar, tomando en cuenta que se mide de acuerdo a los habitantes del territorio.

También mencionó que en la provincia se atienden de 40 a 50 casos a la semana y que estas cifras son bastante alarmantes.

“En lo que va de 2018 se ha tenido un cumplimiento de evacuación de diligencias en un 250,6% en comparación a 2017”, finalizó el oficial.

Los agentes especializados además dan charlas y capacitaciones para lograr concientizar a la ciudadanía, ya que este es un proceso de formación desde las bases.

La dirección también trabaja en la reinserción de las víctimas que son dependientes de los agresores económicamente.

El capitán Carlos Rodríguez (i) está al mando del departamento en Imbabura y trabaja con seis agentes investigativos.
Los miembros policiales se capacitan en temas de violencia intrafamiliar para atender a los problemas de la ciudadanía.
Los agentes Maura Rosero y Luis Pesantez reciben las denuncias del maltrato intrafamiliar en el Distrito Ciudad Blanca.