Devaluación del peso genera inflación

pesoLa devaluación del peso colombiano en el último semestre ha llegado un 54% de depreciación. Esta moneda, según un artículo del experto Pedro Goncalves, publicado en Mundo Offshore.net, afirma que el peso colombiano es la segunda moneda más devaluada en América Latina.  

COMERCIO UNILATERAL  La explicación es que gran parte de la depreciación, tanto en el peso colombiano y otras monedas de la región, se deriva del impetuoso crecimiento que el dólar ha mantenido durante los últimos meses, hecho que ha afectado especialmente a aquellos países que dependen en gran medida de su producción petrolera.
Analistas como Camilo Silva, sostienen que la crisis de las monedas latinoamericanas depende de dos elementos fundamentales que están ligados directamente al crudo. Por un lado, la economía global no ha crecido como se esperaba, con lo que la demanda de petróleo a nivel mundial se ha reducido. Por otro lado, países como Libia Siria, Irak, Iran han estabilizado su producción de crudo, existiendo mayor oferta a nivel global.
Este diferencial cambiaro del dólar frente al peso de Colombia, ha generado en la zona de frontera un comercio unilateral en el que cada fin de semana cerca de 70 mil ecuatorianos llegan a Ipiales. Así lo señalan las cifras de la Cámara de Comercio de dicha ciudad.
Harold Delgado, representante de esta institución, explica sin embargo que esta depreciación, significa también un gradual proceso de inflación.

A MÁS DE 3 100
Es decir, que a mayor demanda sube la oferta, y entre más devaluación, proporcionalmente más inflación.  Lo que quiere decir que los precios de algunos productos han encarecido. Con ese criterio económico coincide Melva Cadena, viceprefecta del Carchi, quien explica que al hacer este análisis sobre la inflación progresiva en el vecino país, no resultaría tan cierta la supuesta conveniencia económica para hacer compras en Ipiales. Y esto lo sienten ipialeños como Ernesto Chamorro, quien dice que de mayo a la fecha se siente un incremento en los precios de algunos productos de la canasta básica. También Sandra Bravo, comerciante, dice que algunos artículos han subido de precio. “En mayo un jean costaba 40 mil, hoy están por 65 mil”. Amanda Caiño, comerciante tulcaneña, dice que en ropa, calzado y bisutería los precios y calidad son práticamente iguales en Tulcán. Lo que sí resulta barato en Colombia es la línea blanca y equipos electrónicos, porque estos son importados desde Estados Unidos y con el Tratado de Libre Comercio, TLC, ese país tiene preferencias arancelarias. Sin embargo, importaciones que se hagan en dólares significarán para Colombia encarecer sus productos en oferta. El cambio en el mercado libre ayer se registró en 2 700, mientras que el precio oficial alcanzó los 3 107 pesos.